El gobierno de Texas emite por error un boletín de búsqueda para Chucky y su hijo Glen

0
44

De niños creíamos que el muñeco diabólico de las películas era de verdad, pero ¿se imaginan el pánico que hubiéramos sentido si hubiéramos trillado un anuncio oficial y verdadero de la policía buscando a Chucky y a su hijo Glen?

El terror y las risas se esparcieron en Texas cuando el Sección de Seguridad Pública emitió una Alerta ÁMBER por el secuestro de Glen Ray, un criatura de cinco abriles, y en la publicación aparecía que el principal sospechoso de esta desaparición era ausencia menos que su padre, el muñeco perjudicial y personaje de películas de miedo, Chucky.

En la Alerta ÁMBER se podían ver las fotografías de los personajes de la película El hijo de Chucky, conexo con la descripción de la víctima y el posible secuestrador.

Este inusual y terrorífico comunicado decía que Glen Ray era un párvulo de guedeja rojizo, con categoría de 0.7 metros (un tamaño que se ajusta a sus dimensiones de muñeco), luceros azules y que usaba una camisa garzo con collar indignado, como en la película.

En la descripción del sospechoso se leía que Chucky tenía aproximadamente de 28 abriles, mechones rojizo, categoría de 0.9 metros, era de raza muñeco. Encima, en la información adicional se leía que vestía un mono de mezclilla celeste, camisa de rayas a colores y estaba armado con un gran cuchillo de cocina.

Por supuesto que al ver la publicación, las personas se comunicaron con el área, no para avisarles que habían enfrentado a Glen o Chucky, sino para preguntar si se trataba de una broma.

Uno de los encargados de esta oficina pública tuvo que aclarar que se había cometido un error. Solo estaban haciendo una prueba con un nuevo servidor y se metieron los datos de estos personajes de película, pero accidentalmente se filtró a los anuncios oficiales.

Gracias por contactarnos. En sinceridad, esta era una prueba que estábamos ejecutando en un servidor de ampliación y se apagó accidentalmente. Agradecemos que se hayan comunicado con nosotros para demostrar esto. Pedimos disculpas por la confusión que hayamos podido causar. Estamos trabajando con determinación para que esto no vuelva a ocurrir.

– Rubén Medina

Fue un pequeño error que empezó como poco aterrador, pero terminó causando risas y burlas, preciso como la película El hijo de Chucky. Ahora solo podemos imaginar cómo fue qué pasó esto y pensamos que Glen dijo poco como: “Ay, qué aburrimiento. ¿Y si hacemos una Alerta ÁMBER falsa?”