El gran mito de los licores de hierbas: ni son digestivos, ni son buenos para la salud

0
112

Mucha clan acostumbra a tomar una bebida digestiva a posteriori de consumir alimentos, sobre todo licores de hierbas, cremas de café o ginebra, entre otros conocidos licores a los cuales en algunas partes de América Latina se les conoce como el “desempance”.

Y es que no perdemos la oportunidad de echarnos una bebidita a cualquier hora del día, y qué mejor excusa que a posteriori de tomar, adicionalmente de que se dice que estos líquidos, sobre todo los de hierbas, tienen propiedades que ayudan a propiciar el proceso digestivo.

Pero el día de hoy venimos con malas noticiario, varones, ya que al parecer no hay cero de cierto en esta afirmación. Pero, entonces, ¿de dónde viene el mito?

Según Mario Sánchez, perito en tecnología de los alimentos y autor del blog Sefifood, “los intereses comerciales que existen por parte de la industria del alcohol han sido los culpables de difundir esta mentira”. Al parecer, distintas empresas y destiladoras se encargan de financiar estudios sesgados sobre las propiedades saludables detrás del licor, lo cual tiene mucho sentido, pues son ellas las beneficiadas con los resultados de dichas investigaciones.

“Eso de que una copita de hierbas después de comer ayuda a hacer la digestión no tiene ninguna base científica”, señala Mario, quien agregó que las empresas pagan una gran cantidad de hacienda a científicos para que sus resultados beneficien el nombre de su producto, de ahí que todos estos licores sean digestivos, una completa mentira en la cual caímos.

digestivos malos para la salud2

Por su parte, Miguel Herrero, irrefutable del Instituto de Investigación en Ciencias de la Viandas (CIAL) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), en España, dice que esta creencia popular ni siquiera es convincente. Según él, el licor tiene un sorpresa a nivel neuronal que hace que procesemos la información y reaccionemos mucho más calmoso de lo habitual, esto incluso afecta nuestros procesos físicos internos:

A nivel digestivo, igualmente irrita nuestro estómago y ralentiza los músculos que se encargan de hacer digestión, pudiendo conservarse a provocar acidez en los casos más graves.

O sea, no solo no sirve de mínimo, sino que copear a posteriori de engullir puede asistir a enfermarnos, qué sorpresa.

ofendido

Y es que existen algunos trabajos científicos que sostienen que cantidades bajas de bebida pueden relacionarse a una alivio de la digestión adecuado a que se produce una dilatación de los vasos sanguíneos y laxitud muscular que contribuyen a que el cuerpo “se afloje”, sin requisa, Sánchez recalca que no existe evidencia sólida detrás de esta afirmación y que, en verdad, es un tanto peligroso:

Este mensaje puede ser peligroso para la población ya que, por otro costado, sabemos que no existe cantidad de consumo de bebida segura adecuado a que es neurotóxico y se relaciona con el cáncer y enfermedades cardiovasculares, incluso en cantidad pequeñas.

digestivos

Fíjense, aquí acabamos de tirar otro mito, el de que una cervecita, un vinito, un tequila es bueno para el corazón, estómago o lo que sea. De hecho, cada vez son más los estudios que apuntan que el consumo moderado de licor es igual de perjudicial para la sanidad. Incluso la Sociedad Chaqueta de Oncología Clínica (ASCO) publicó hace algunos meses una investigación en la que concluía que el consumo de licor, por más moderado que sea, se relaciona de igual guisa con el peligro de padecer varios cánceres importantes, incluidos los de mama, colon, esófago y cabecera.

Entonces, ¿qué recomiendan tomar para digerir la comida? Herrero señala que las infusiones son un buen partidario para descender la comida pesada:

Por ejemplo, el té verde es recomendable porque posee compuestos beneficiosos como las catequinas, pero no podemos esperar milagros ni que nos ayude a adelgazar. El principal beneficio de las infusiones reside más en lo que dejamos de tomar en su ocasión que en la propia infusión.

digestivos malos para la salud3

Adicionalmente, el estudiado señala que no hay mejor forma de alentar a nuestra digestión como realizar alguna actividad física. “La mejor recomendación es caminar. El movimiento ayuda a que desciendan los niveles de azúcar y favorece el tránsito intestinal”.

Así que ahí lo tienen, varones, es momento de quitar ese mito de los “digestivos”, cuidar nuestra vigor y acudir al gimnasia.