El gusto por la cerveza es hereditario; así que si eres borracho es gracias a tus padres

0
128
loading...
loading...

Si eres un borracho sin remedio o un fanático a la cafeína, no es porque te fascine el sabor de la cerveza o el café. Tu gozo por las bebidas está determinado en tus genes.

Cuando tu papá o mamá te regañen porque llegaste ebrio a la casa o porque el frasco de café no les dura ni una semana, pueden decirles con toda seguridad que la delito es de ellos. Un borracho nace, no se hace.

En la Universidad de Northwestern en Illinois, Estados Unidos, estaban haciendo una investigación sobre la dieta de 336,000 personas. Usando cuestionarios, los científicos obtuvieron información sobre los hábitos alimenticios de los participantes, especialmente de sus bebidas favoritas.

Los investigadores todavía hicieron un observación de asociación de genes en los sujetos del estudio y descubrieron que las personas prefieren bebidas como café, té, secreción de uvas, cerveza, elixir y caldo tinto, en gran parte por la configuración de su código hereditario.

Según Marilyn Cornelis, profesora asistente de la Escuela de Medicina Feinberg de la universidad y coordinadora del estudio, la preferencia por algunas bebidas no es cuestión de gustos, sino de las propiedades psicoactivas de lo que tomamos y que estimulan mejor nuestro cerebro. Cornelis concluyó que:

A la clan le gusta la forma en que el café y el bebida los hacen percibir. Por eso lo beben. No por el sabor.

El estudio asimismo descubrió que las personas que tienen una variación del gen llamado FTO, son las que prefieren las bebidas dulces, pero que incluso tienen bajo peligro de padecer obesidad. Aunque parezca extraño, hay concurrencia que puede refrescar cosas con mucha azúcar y no suben de peso.

Al parecer no es que nos guste el sabor de una fría, espumosa y deliciosa cerveza; solo que nuestros genes nos dicen que es la mejor bebida para nuestro organismo, y pues a la naturaleza hay que hacerle caso ¿no lo creen?

loading...