El hilo se cortó por Encina: La Moneda confirma salida del secretario técnico de la Convención y nombra a Catalina Parot

0
37

La teleserie de errores sucedidos en la instalación de la Convención Constitucional ya cobró un responsable: se trata del secretario ejecutor de la Dispositivo Secretaría Administrativa de la Convención, encargado del enlace entre el Gobierno y el organismo, Francisco Carrasca, cuya renuncia fue aceptada esta tarde por La Moneda.

En un punto de prensa en Palacio esta tarde, el titular de la Segpres, Juan José Ossa comunicó que el Presidente Sebastián Piñera aceptó la renuncia del cuestionado secretario técnico, quien el lunes pasado ya había puesto su cargo a disposición de las autoridades.

Asimismo, informó que en su sitio asume Catalina Parot, la recientemente derrotada candidata a gobernadora metropolitana por Pimiento Vamos, ex presidenta del Consejo Doméstico de Televisión (CNTV) en esta segunda compañía Piñera y ministra de Haberes Nacionales en Piñera 1.

“Estoy consciente de la tremenda responsabilidad que significa ser un facilitador de todas las condiciones financieras, administrativas y de toda índole que considere o necesite la Convención Constitucional, para cumplir con las enormes expectativas que tiene la ciudadanía en este proceso constituyente (…) No es un premio de consuelo, porque un premio de consuelo hubiese sido poco más casquivana, esta no es una tarea comprensible”, dijo la nueva secretaria técnica al ser consultada si su designación fue una forma de compensarla tras su derrota en las elecciones de gobernadores, donde quedó en el camino en primera dorso.

Las responsabilidades políticas

En cuanto a los llamados a admitir responsabilidades políticas, el ministro Ossa insistió en que “llegó la hora de trabajar (.) y no empezar tan rápido a hacer uso político de estas situaciones”.

Esto, considerando que desde el Congreso advirtieron con una eventual denuncia constitucional contra el Presidente Sebastián Piñera, y hay grupos de constituyentes -como el Colectivo Socialista y Apruebo Dignidad- que piden la “cabeza” del ministro Ossa, por ser el responsable jerárquico de Carrasca.

En tal sentido, el secretario de Estado insistió en que el sonrojo del lunes, día en que no pudo sesionar la Convención como estaba previsto, fue solo “una falla técnica”, y desechó las teorías de la “conspiraciones”, aludiendo así a los dardos de que el Gobierno ha obstruido el trabajo de la Convención.

“El hecho de que por una falta técnica esto se haya retrasado 24 horas no nos cerca de ninguna duda que es eso, un problema que lamentamos y respecto al cual nos disculpamos (..) nadie de buena fe cree que este Gobierno que comenzó este proceso constitucional que llevó a lengua un Plebiscito ejemplar, que ha guardado la debida independencia con la Convención, pueda pretender el primer día hacer poco así. Creo que el 99,9% de los chilenos no cree en estas teorías de conspiración”, dijo el titular de la Segpres.

Pese a la traducción de Ossa, lo cierto es que  los problemas técnicos, logísticos y sanitarios no fueron de última hora, sino que estos habían sido advertidos con anticipación por funcionarios del Tarea Secretaría Genérico de la Presidencia, adelantando diversos escenarios de conflicto a Carrasca, los que no fueron atendidos.

El caso de Carrasca, cientista político y militante de Evópoli, asimismo había causado polémica, considerando que su sueldo bruto alcanzó en el mes  de mayo los $ 7.426.036. Entre otras cosas, estaba a cargo de las licitaciones, las mismas que la mesa de la Convención señaló hoy que someterá a revisión.