El mito romano de amor detrás de la misión de la sonda de la NASA Juno en el planeta Júpiter

0
607
loading...

El alucinación exitoso de la sonda Juno de la NASA al planeta Júpiter es como el recuentro de una pareja de esposos.

En la mitología romana, la diosa Juno (equivalente a Hera, en la mitología griega, diosa del nupcias) era la esposa y hermana del dios Júpiter (Zeus, dios principal para los griegos).

Según cuenta el investigador de la NASA Scott Bolton, en una ocasión Júpiter estaba con unos amigos “portándose mal” y para que la esposa no se enterara,usó sus poderes y se cubrió a él y a su peña con un velo de nubes.

Pero Juno, que era una diosa poderosa todavía, usó sus dotes para atravesar las nubes con la inspección y descubrir qué estaba haciendo Júpiter.

Siglos posteriormente de que se creara, este mito se repite con dos protagonistas cuyos nombres no son casuales.

Júpiter es un planeta cubierto de nubes y Juno es la sonda poderosa que se ha situado en su campo para descubrir sus secretos.

La esencia del Sistema Solar

“Juno va con instrumentos especiales y usa sus poderes para ver a través de las nubes de Júpiter y entender su verdadera naturaleza”, explica Scott Bolton en un video en la página de la NASA.

Juno alrededor de Júpiter

El comprobado paciencia que Juno traiga información sobre la composición del planeta coloso y la cantidad de agua que tiene.

Así como Júpiter era el dios principal de la mitología romana, Júpiter es ahora como se conoce al planeta más excelso del Sistema Solar.

Esconde la esencia de cómo se formó el Sistema y de dónde venimos nosotros (…). Es el cuerpo que uno quiere conocer para entender la bloque del resto de cuerpos, incluyendo la Tierra“, dice Bolton.

La magnanimidad no es la única coincidencia. Como el dios romano, Júpiter es un planeta que de alguna forma igualmente “se porta mal”.

Planeta con esteroides

Júpiter ha sido descrito por expertos de la NASA como “un monstruo” que rota tan rápido que aguijada con destino a fuera cualquier cosa que se le cruza, incluidos “rayos cósmicos, cometas, rocas gigantes”.

Equipo de la NASA celebrando la llegada de Juno a la órbita de Júpiter.

En otras palabras, “cualquier cosa que se le acerque, puede convertirse en su armamento“, advierte Bolton.

“Es ‘lo más’ en todo; tiene la radiación más musculoso del Sistema Solar, el campo hipnótico más musculoso, la rotación más rápida… tenemos que banderillear con este esfera y para ello la nave es fielmente un tanque acorazado”, agrega el habituado.

Encima, el planeta padece los pertenencias de una descomunal tormenta, conocida como “la Gran Mancha Roja”, desde hace cientos de abriles.

“Todo sobre Júpiter es extremo, es un planeta con esteroides”, le dijo Bolton a la BBC.

Hasta la asesinato de…

Juno tardará 53 días en completar la primera reverso en torno a de Júpiter. A mediados de octubre realizará una segunda maniobra de frenado para aminorar el repaso a 14 días.

La sonda estará entonces orbitando a tan pronto como a 5.000 kilómetros sobre las capas de nubes de Júpiter.

Es ahí cuando verdaderamente empezará a descubrir los secretos del cíclope; los fenómenos extremos, las regiones polares y la magnetósfera (influencia del campo imantado), que es 100 veces más egregio que Júpiter, que ya es 1.300 veces más extenso que la Tierra.

Una vez terminada su delegación, en 20 meses, la sonda viajará al centro del planeta, donde será destruida por su entorno. ¿

¿Cuántos abriles pasarán para que Juno vuelva a curiosear lo que hace Júpiter?

 


Fuente:T13.cl

loading...