El Museo de las Relaciones Rotas existe y está en Croacia; y puedes llevar los peluches que te dio

0
187
loading...
loading...

Todo lo que inicia, tiene un final, sobre todo si hablamos de relaciones amorosas, y por si te habías preguntado a dónde van todos esos objetos que fueron un riquezas para una pareja, memorias de momentos felices (y no tan felices), te diremos que terminan en la basura, convertidos en cenizas o en este empleo: el Museo de las Relaciones Rotas, en Zagreb, Croacia.

Regalos de exnovios; cartas de despedida; prendas de ropa; todo lo que a las personas les recuerde ese momento en que se separaron de su pareja o de algún ser querido, y de hecho, así surgió este museo, con la separación de los artistas Olinka Vistica y Drazen Grubisic, en 2006, quienes decidieron rasgar un espacio para mostrar sus objetos en circunstancia de tirarlos a la basura.

Desde entonces reciben cerca de 200 objetos por año, y realizan exposiciones por todo el mundo, de donde se traen más piezas, entre las que hay algunas que son impactantes, como esta bolsa de ropa que guardó una madre durante 15 abriles, pues su nuera fue asesinada en un asalto, en México, y conveniente a las heridas sufridas en ese mismo ataque, su hijo murió 72 días a posteriori. Es la ropa con la que llegó al hospital:

Museo de las Relaciones Rotas

Drazen Grubisic comenta:

Cuando empezamos este plan no tenía ni idea de lo que íbamos a tomar (…) pero ha resultado que la gentío es muy interesante, cada uno tiene una historia.

Otra singularidad es un Godzilla de plástico, que una novia le regaló a este hombre, y aunque la relación terminó, conservó la figura en lo suspensión de un impresor, y durante 30 abriles ha sido el guardia de pulseras, collares y hasta mechones de flequillo de otras novias que han pasado por su vida:

Museo de las Relaciones Rotas

Se ha convertido en una interesante espectáculo en la caudal croata, y curiosamente, el Día de San Valentín es uno de los que más afluencia de visitantes registra, pues las parejas acuden a celebrar ahí el día de los enamorados. Para muchos de los curiosos, que llegan desde prácticamente cualquier punto del mundo, es una experiencia de risas y lágrimas.

Otro objeto interesante es una lavadora que su pareja le regaló a una chica, pues tan pronto como se mudaba de la casa de sus padres. Luego de terminar la relación, ella decidió donar la lavadora y ahora tiene que encargarse de su ropa a mano, aunque ya no tiene que memorar a su ex:

Museo de las Relaciones Rotas

La invitación del museo para los posibles donantes es la sucesivo:

¿Han puesto fin recientemente a una relación? ¿Quieren liberarse de toda carga emocional, deshaciéndose de todo lo que les recuerda esta experiencia dolorosa? ¡No lo hagan! Un día podrían lamentarlo.

¿Para qué tirar a la basura, fundir o romper esos expresiones? Mejor convertirlos en una bella alcoba de museo, como estas mil grullas de papel, que un novio le regaló a su pareja, pues según la inscripción, quien tenga esa cantidad, tiene derecho a pedir un deseo, aunque seguramente pidió que la relación terminara, pues eso fue lo que sucedió:

Museo de las Relaciones Rotas

 

Y si estás de recepción en el museo y necesitas Wi-Fi para compartir fotos y comentarios de tu represión, la esencia es: “Just Friends (Solo Amigos)”:

Museo de las Relaciones Rotas

Si has vivido una relación a distancia, esto te será hogareño: se trata de diccionarios para memorizar el idioma de la pareja, billetes del país al que vas, y incluso se incluyen bolsas para el vómito que a esta persona le generaba tanto alucinación:

Museo de las Relaciones Rotas

Por supuesto, no podía agraviar un vestido de novia, que va acompañado de una trágica historia, ya que el novio murió de forma intempestiva, a solo un par de días de la boda, así que la desconsolada mujer pensó en molestar el vestido, pero finalmente lo guardó:

Vestido

 

Y ya que hablamos de vestidos, una chica donó el que usó la última vez que vio a su ex, cuando regresó al sección que compartían, para congregar las cosas que le faltaban, y aunque era una situación tensa, manifestó que quería blanquear espectacular en este audiencia final:

Museo de las Relaciones Rotas

Como uno de los objetos más espectaculares y que nos muestran lo breve que puede ser el aprecio, está una prótesis que un avezado de lucha tuvo que usar al perder una pierna. En el hospital se enamoró de una trabajadora social, quien lo ayudó a conseguir la pierna de plástico y luego todo terminó. La guardó, con esta advertencia: “La prótesis duró más que nuestro amor. Estaba hecha de un material más resistente”:

Museo de las Relaciones Rotas

¿Y tú, qué objetos donarías a este increíble museo?

loading...