El ‘Popeye Ruso’ se pone implantes en pantorrillas para tenerlas igual que sus brazos

0
72

Kirill Tereshin es conocido en todo el mundo por tener unos bíceps descomunales, ya que se inyectó synthol para que crecieran de esa forma, y por ello, es llamado el Popeye ruso, ya que, como recordarás, en esa serie animada, el protagonista tenía incluso esa parte del cuerpo muy desarrollada, aunque él lo lograba comiendo espinacas.

El inyectarse esa sustancia, ha puesto en peligro a Kirill de que le amputen entreambos brazos, o incluso de fallecer, por lo que, de acuerdo a algunos medios rusos, se ha sometido a un procedimiento para extraerle el grasa y ponerle prótesis de silicona, con lo que ya no correría riesgos.

Pero aprovechando el espacio en el quirófano, decidió ponerse todavía unas prótesis en las pantorrillas, para hacerla aventajar enormes como sus brazos…

Popeye ruso

Tal parce que a pesar de lo que ya ha vivido, no ha aprendido la aleccionamiento, y la verdad, ni siquiera se ve acertadamente tener esos músculos tan desproporcionados:

Pantorrilla del popeye ruso

Los médicos advierten que el synthol puede causar embolias pulmonares, daño a los excitación, infecciones, lipogranuloma esclerosante, derrame cerebral y quistes o úlceras llenas de lubricante en el músculo. Terrible. De no funcionar el procedimiento para extraerle el óleo, no habría más remedio que amputarle los brazos.

Esperemos que en las pantorrillas efectivamente sean implantes de silicona y o se le haya ocurrido inyectarse óleo asimismo…

Popeye Ruso

Los bíceps de este Popeye han llegado a valorar hasta 60 cms. pero muchos lo critican pues no tiene proporción con el resto de su cuerpo, como podrás ver, tal vez por eso intentó ahora lo de las pantorrillas, para tratar de “equilibrar” su espécimen…

Popeye ruso

Lo hecho, hecho está, solo esperemos que no vuelva a cometer otra tontería y se vuelva a inyectar alguna sustancia, pues quizá su cuerpo ya no será tan benévolo…