El primer parche anticovid está siendo desarrollado en una universidad de Reino Unido

0
51

Mientras que todos estamos esperando admitir pronto la vacuna para combatir el SARS CoV-2 causante del coronavirus, los científicos siguen trabajando para mejorar la establecimiento de estas fórmulas con el fin de terminar de una vez por todas con la flagrante pandemia.

En muchos países ya se cuentan con las vacunas de Pfizer/BioNTech, Moderna o Sputnik V y casi todos estamos dispuestos a tomar una inyección o dos para protegernos contra el covid-19. Sin confiscación, tener otra opción menos dolorosa que encima pueda informarnos sobre la respuesta inmunológica de nuestro cuerpo, suena mucho mejor.

En la Universidad de Swansea en Gales, Reino Unido, están desarrollando una nueva compañía de la vacuna a través de un pequeño parche inteligente. Este se coloca en el valedor del paciente, se deja durante 24 horas para que aumente la producción de inmunoglobulinas —los anticuerpos— y al final se retira para ser escaneado.

El examen permite evaluar qué tan efectiva fue la respuesta inmunológica del organismo y al final se puede desechar. Esta nueva opción tiene microagujas en su superficie, que no penetran tanto en la piel y es mucho menos dolorosa que una inyección hipodérmica.

El doctor Sanjiv Sharma es un profesor titular de Swansea y el encargado de este plan, quien asegura que este parche inteligente no solo es una buena opción para la vacuna contra el covid-19, sino que abre las puertas al tratamiento de otras enfermedades generadas por virus. Adicionalmente, su producción tiene un bajo costo.

Lo que esperamos en respuesta a la autoadministración de este parche de vacuna es ver la producción de inmunoglobulinas, que el dispositivo podrá detectar. Este dispositivo de filial de vacunas de bajo costo garantizará un regreso seguro al trabajo y la dirección de los siguientes brotes de covid-19.

Más allá de la pandemia, el trascendencia de este trabajo podría ampliarse para aplicarse a otras enfermedades infecciosas, ya que la naturaleza de la plataforma permite una rápida adecuación a diferentes enfermedades de este tipo.

– Doctor Sanjiv Sharma

Los expertos de Swansea están trabajando en conjunto con el centro de investigación IMPACT y el Colegio Imperial de Londres, y esperan tener despierto el prototipo a inicios del mes de marzo de este 2021.

No es que les tengamos miedo a las inyecciones, pero si la ciencia nos puede ayudar a admitir una vacuna de una forma mucho menos dolorosa y angustiante, enhorabuena por quienes trabajan para ahorrarnos ese sufrimiento.