El relato de una madre sobre cómo aceptó a su hijo transgénero que se hizo viral

0
772
loading...

Cuando era último, cada vez que José Bernardo cambiaba su vestido por pantalones cortos y salía a desafiar al intramuros, su madre, Norma, solía oír a su marido opinar: “¿Cómo dejas que Leticia ande de esa manera? Parece un hombre”.

José Bernardo ahora tiene 18 abriles, pero fue aguado como Leticia.

Sin requisa, nunca se identificó con las actividades que le decían que eran de “niñas”: prefería el pelo corto a los rizos largos; los deportes en oportunidad de las muñecas; odiaba las clases de ballet.

En su adolescencia, le dijo a su madre que era lesbia y poco posteriormente tuvo el valencia para definirse como transgénero.

Sus padres no la aceptaron, al menos de forma inmediata.

“Siempre supe que mi hijo no era una pupila. Pero me lo escondí a mí misma tanto como pude”, dice Norma en una entrevista telefónica con BBC Brasil.

“¡De hecho, eso acabó torturado mi pupila por abriles! Esa es la verdad”, añade.

En una publicación en su Facebook, Norma hablaba de cómo se enfrentó al perjuicio de aceptarlo como impulsivo.

José Bernardo decidió declararse como transgénero luego de una infancia donde su madre lo crió con todas las convenciones para las niñas.

Su texto lo acompañó de una imagen de una identificación de José Bernardo, la cual se viralizó rápidamente en las redes sociales y ganó miles de ‘Me gusta’ e interacciones.

Fue salvaguarda para los dos. Siempre fui su hombro amigo. Oí sus angustias y problemas. Pero tenía miedo de lo que le pudiera suceder. Y tal vez eso explica por qué cuesta tanto aceptar que mi hijo era diferente de otros”, señala.

“Mi exmarido (Norma se separó hace tres años luego de dos décadas de matrimonio) y su hermano, más grande, también la admitieron bien. Somos una familia muy cercana y feliz. Aquí no hay ningún perjuicio”, añade.

En el post, Norma palabra de “tortura” contra su hijo.

“¡Muchos moños, faldas, muñecas y demás! Luego clases de ballet para aprender a ser ‘niña’… ¡Luego vinieron los zapatos, rizos y un hermoso mundo color rosa!”, escribió.

“Y durante unos años, yo también creía en mi propio ‘pequeño mundo mágico’ y pensaba que era imaginación de una madre tonta. Pero no fue así”, añadió.

El estado de Pará es uno de varios en Brasil que ofrece identificaciones para personas que han optado por cambiar su naturaleza.

Repercusiones

Norma había decidido escribir la publicación sobre José Bernardo —quien eligió ese nombre en honor a su antepasado— para “informar” a la grupo.

“Pero el impacto fue más excelso de lo imaginado. Fue un alivio y una sorpresa. Lo más importante fue que la publicación me puso en contacto con cientos de personas que pasan por una situación similar“, dice.

“Hay muchos José Bernardo en Brasil. Por desgracia, no todos son aceptados como yo acepté a mi hijo. Me conmovió mucho recibir muchos comentarios de homosexuales y transgénero que me confiaron que no tienen apoyo familiar. Un sufrimiento sin fin”, lamenta.

Sin bloqueo, no sólo la reacción fue positiva. Algunos han criticado a Norma y su hijo con mensajes de odio y prejuicios.

En muchos casos, la no recepción termina con violencia.

Según la ONG Transgender Europe, Brasil es el país que mata a más travestis y transexuales en el mundo, seguido por México, Colombia, Venezuela y Honduras.

Del 1 de enero de 2008 al 31 de diciembre de 2015, hubo 802 muertes en todo Brasil; en el mismo período, 2.016 transgénero fueron asesinadas en 65 países en todo el mundo.

La publicación de Norma fue eliminada un par de veces, pero luego quedó republicada.

“Afortunadamente nunca me golpearon, a pesar de haber recibido miradas extrañas en la calle y comentarios negativos”, dice José Bernardo a BBC Brasil.

Cedido el elevado número de casos de violencia, una ley que entró en vigor en algunos estados de Brasil ha sido alabada como una utensilio importante en la lucha contra los prejuicios.

Desde 2014, Pará es uno de los estados donde el gobierno ofrece identificaciones a travestis y transexuales. En total, 270 documentos han sido entregados.

“Para mí fue liberador. Es como si pudiera responder por alguien que siempre fui”, añade José Bernardo.

Fuera de cadena

En medio de un impacto tan positivo que generó, Norma quedó sorprendida posteriormente de que su publicación fue eliminada.

La publicó de nuevo, pero la entrada fue eliminada de nuevo.

Contactado por BBC Brasil, Facebook dijo que “mantener la seguridad de las personas es la mayor responsabilidad” de las redes sociales.

“Por ello (Facebook) desarrolló normas para la comunidad que determinan lo que está permitido o no en nuestra plataforma, incluyendo la garantía de identidades auténticas y restringir la publicación de datos personales sin consentimiento”, dijo la empresa en un comunicado enviado a BBC Brasil.

Bajo las reglas de la comunidad de Facebook, hay contenido que se eliminan de forma “proactiva” y cuando esto ocurre es por una queja.

Los mensajes de Norma habrían violado las reglas de comunidad de la red social a causa de la identificación de José Bernardo en la que aparecen sus datos personales visibles.

Esas entradas fueron republicadas nuevamente.

Norma cree que la queja a Facebook caldo de algún “homofóbico o transfóbico”.

“Desafortunadamente, todavía hay muchos prejuicios en Brasil y espero que mi historia no genere tanta conmoción y sea visto como lo que es: un mensaje de amor de una madre a su hijo”.

 


Fuente:T13.cl

loading...