El voto duro de Trump: los estados donde el presidente electo arrasó

0
674
loading...

La incertidumbre del martes, cuando aún falta estaba dicho y las predicciones le daban la presidencia a la demócrata Hillary Clinton, el estado de Wyoming fue uno de los primeros en anunciar sus resultados dándole la triunfo a Donald Trump

Sin secuestro, para entonces la vencimiento de Trump en el estado sureño, el menos poblado de Estados Unidos, no era ninguna novedad. De hecho, Wyoming es un departamento de tradición republicana, donde en las últimas doce elecciones ha triunfado el “voto rojo”. De hecho, en las elecciones de 2012, Mitt Romey sacó allí su segundo beneficio más prócer.

Y esta vez no fue la excepción. El martes Trump venció con el decano porcentaje de todos los estados de ganó, con 174.248 de los votos, lo que se traduce en el 70%, y se quedó con los tres votos electorales.

Y no sólo eso. Adicionalmente, ganó en todos los condados, a excepción de uno: el condado de Teton, donde Clinton se impuso con un 60% de los votos.

Sin secuestro, hubo otras dos localidades que sí se tiñeron completamente de rojo: Virginia Oeste y Oklahoma, que fueron el segundo y el tercer estado donde Trump obtuvo longevo porcentaje, respectivamente.

Virginia Occidental le entregó 482.809 votos a Trump, correspondiente al 68,7% del total, sumándole con esto sus cinco votos electorales al republicano.

Este estado, situado al sur del país, ha votado en las últimas cuatro elecciones presidenciales por la opción republicana. Y esto se reflejó incluso en la última votación, donde algunos condados, como Grant y Wyoming, el voto a Trump se ubicó por sobre el 83%.

Oklahoma, en tanto, fue el tercer estado con longevo voto republicano. Aquí Trump ganó con el 65,3% de los votos. 

Fuente: New York Times. 

 

Allí los republicanos han liderado las elecciones presidenciales desde 1968 y Trump continuó con la tradición y se quedó con los siete votos electorales de Oklahoma. 

Wyoming, Virginia Occidental y Oklahoma comparten dos características: los tres son estados donde la riqueza se sustenta en la extirpación de materias primas y en producción industrial, y donde la población es mayoritariamente blanca. De hecho, en Wyoming y en Virginia Occidental, los blancos son más del 90% de la población, mientras que en Oklahoma son cerca del 70%, de acuerdo con el censo de 2010. Lo que no es improcedente, ya que es ese precisamente el votante al que Trump apuntaba en sus campañas.

LEE TAMBIÉN: 

5 cosas concretas que podrían cambiar en el mundo con Donald Trump como presidente de EE.UU.

Fuente:T13.cl

loading...