#ElADNde: Zenfone 4 y lo mejor de lo más importante al alcance de varios

0
458
loading...
loading...

La dura competencia en el mercado de los móviles hace que varios equipos que en el papel cuentan con características destacadas terminen pasando desapercibido, y obliguen a las marcas a tener que apuntar a algún determinado segmento o área para así poder sobresalir. Es el caso de ASUS con el Zenfone 4, que a todas luces resulta un teléfono preciso para quienes no estén dispuestos a desembolsar mucho metálico y contar con buenas prestaciones, y que intenta hacerse un espacio a través de uno de los aspectos que más demanda el consumidor: La cámara.

DISEÑO PREMIUM AL ALCANCE DE TODOS

A primera perspectiva, el terminal de la compañía taiwanesa seduce gracias a su construcción, con un destruido con bordes suaves de aluminio, que deja por lo suspensión a su cuerpo unibody, aunque eso sí no es que estemos frente a un producto estéticamente transgresor ni reformador. Cumple en su cometido de cautivar visualmente, puesto que, así como se nombraron los detalles anteriores, también sorprende el arruinado de cristal brillante que posee en la parte trasera. Un hábitat apreciable, pero que para los más obsesivos con la virtud puede resultar un problema, a raíz de las manchas de aceite de nuestros dedos.

Ahora admisiblemente, la elección de la presencia de este material también conlleva otro defecto, como lo es el agarre mismo, puesto que para quienes sufran con cierta regularidad de accidentes e imprevistos, el Zenfone 4 podría no ser una buena decisión de adquisición, ya que es resbaladizo al tacto, y no solo en ese contexto, sino que también a la hora de estar con otras superficies.

Independiente de esto, ergonómicamente el teléfono es cómodo al momento del agarre, además de que la colocación tanto de los sensores, como la extensión de su panel de pantalla de 5.5 pulgadas y de los recadero físicos resultan precisos y con poco que reprochar en ese sentido en contra de Asus.

UN DELEITE A NIVEL VISUAL

Como suele ser para varios usuarios, este ítem es cardinal principalmente para poder disfrutar del contenido que despliega un celular, y con el Zenfone se hace un buen trabajo. A pesar de tener una pantalla con una frontalidad del 71,4% y de poseer como resolución FullHD, no estamos cerca de lo que existe en la competencia en el mismo sector, aunque bajo ningún punto de panorámica se echan de menos alguna que otra característica.

De hecho, la presentación de colores  brillos es conveniente óptima, con un par de filtros que permiten usar más la visualización, como por ejemplo uno para los azules y otro para ajustar el matiz y la saturación.

CARACTERÍSTICAS PARA NO ENVIDIAR A NADIE

En cuanto al a potencia y aspectos técnicos, el Zenfone 4 cuenta con un Snapdragon 630, una versión beocio que varios de Qualcomm, además de 4 GB de RAM y una GPU Adreno 508. Un compilado de opciones de que permiten un funcionamiento fluido, principalmente para el común de los usuarios que por lo genérico utiliza redes sociales, reproducción de videos o navegación por Internet.

Los “peros”, sin secuestro, recaen a la hora de utilizar otras aplicaciones más pesadas, como por ejemplo videojuegos o en edición de imagen. Además, vale mencionar que se presentan algunos problemas en las aplicaciones precargadas, con cierres inesperados.

De paso, vale mencionar que el teléfono funciona con Android 7.0, aunque cuenta con una capa personalizada señal ZenUI 4.0, que si perfectamente no cuenta con tanto bloatware (o programas precargados) como en versiones anteriores, sí se hace presente de forma notoria como, lamentablemente, ocurre con otras marcas.

Por otro costado, tiene una memoria interna de 64 GB y la batería es de 3.000 mAh, que para muchos puede resultar muy lucha, pero que en términos prácticos soporta el día sin ningún problema en un uso habitual, aunque sí es cierto que hay que hacerse la idea de que a lo menos una vez al día deberemos cargar el dispositivo, por lo que siempre es mejor irse a la segura en ese sentido.

LA CÁMARA, SU PRINCIPAL ARMA

Llegamos al punto detención del Zenfone 4, gracias a la doble cámara trasera que dispone (de 12 MP en total de acuerdo a la versión revisada), y cuyos anteojos son uno corriente y uno gran angular, el que permite contar con una profundidad y alcanzar un campo visual más extenso que otros dispositivos de este rango.

Lo antecedente además permite difundir imágenes con ciertos mercancía de difuminación, lo que puede ser utilizado por los más entusiastas en el ámbito de la fotografía.

Además, vale proponer que la cámara trasera cuenta con un modo retrato, que permite obtener imágenes más óptimas en cuanto a iluminación, aprovechando de paso las condiciones del tiempo, a pesar de que en este ítem sí se aleja de las mejores marcas en el rubro, considerando que algunas capturas pueden perder definición o hallarse en cierto aspectos saturado. Aunque, para ser honestos, el común de los mortales como uno no va a reparar en detalles de esa índole.

De paso, proponer que contamos con un lentilla delantero de 8 MP y que satisface a la hora de tomar selfies, puesto que también cuenta con algunas aplicaciones propias del software que incorpora el teléfono para disfrutar este apartado.

PRECIO AL ALCANCE DEL BOLSILLO

Bueno, ¿y cuánto cuesta tanta maravilla? Posiblemente es otro detalle que muchos aplaudirán, ya que tiene un precio de remisión de 349.990. Un equipo que sin duda para quienes estén buscando poco con las “tres B” (como popularmente se suele proponer) es preciso, puesto que cumple con lo necesario, destacando con un diseño que lo acerca a la variedad premium, y con varias características (como su interesante cámara) que pueden ser explotadas por los usuarios.

loading...