Embarcan Moai Tau en Valparaíso para su viaje a Rapa Nui

A tres días del zarpe que a posteriori de 152 abriles devolverá el Moai Tau a Rapa Nui, este viernes la ministra de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Consuelo Valdés, cercano al comandante en patrón de la Armada, Juan Andrés De la Maza, inspeccionaron el procedimiento de carga de la escultura de roca basáltica en el Molo de Tabardo de la Armada, en Valparaíso, desde donde saldrá el próximo lunes 28 de febrero, iniciando su esperado retorno.

La escultura, que volverá a su tierra luego de estar desde 1878 en exhibición en el Museo Doméstico de Historia Natural (MNHN) en Santiago, está compuesta por el moai de 715 kg., una plataforma de hormigón de 230 kg. y una nueva cojín metálica de 116 kg., que reemplazó a la de madera. Ésta servirá para el traslado y permanecerá de modo definitivo para su exhibición en el Museo Antropológico Padre Sebastián Englert de RapaNui. Adicionalmente, para el alucinación se contempla un embalaje de 194 kg., lo que significará un peso total de 1.255 kg.

Incluso te podría interesar:

  • Tarea de las Culturas devuelve a Rapa Nui un moai que permanecía en un museo

“Nosotros partimos de la premisa de que restituir es reparar, y en ese sentido es muy gratificante el resultado del trabajo que hemos logrado a partir de las comunidades y territorios, a los que hemos impulsado para que se apropien y decidan sobre su patrimonio”, dijo la ministra Consuelo Valdés. Encima agregó que “esto forma parte de la Política de Restitución de Bienes Culturales de Pueblos Originarios, que implica un cambio de paradigma en la relación del Estado y estas comunidades. En concreto, esta iniciativa permite al pueblo Rapa Nui recuperar y reencontrarse con bienes culturales y restos bioantropológicos que pertenecen a su cultura y antepasados”.

El comandante en cabecilla de la Armada, Juan Andrés De la Maza, añadió que “es muy simbólico lo que hoy estamos viviendo. Para nosotros es un tremendo orgullo y un honor restituir este moai a la isla en un buque de la Armada, tal como salió hace 152 años. El buque tendrá muy buenas condiciones de navegación y trataremos de generar una simbiosis entre el personal que habita en Rapa Nui y el personal de la barcaza Rancagua y con las futuras dotaciones que vengan”.

El moai fue retirado de la isla en enero de 1870, tras la orden del ministro de Cuadro de esa época, Francisco Echaurren Huidobro. La habitación inició su alucinación al continente el 31 de enero en la corbeta O’Higgins, llegando a Valparaíso el 7 de marzo. Ingresó finalmente el 16 de marzo de 1870 al MNHN.

Para el pueblo Rapa Nui los moai representan el espíritu de sus antepasados y se consideran la carnación viva de una persona, poseedoras de energía antiguo. Para la comunidad, sus ancestros, objetos funerarios y materiales ceremoniales pueden estar tan vivos como los mismos miembros de sus comunidades.

Por ello, la restitución del Moai Tau y de Ivi Tupuna (esta última concretada en enero de 2022) constituyen una penuria dinámico de supervivencia cultural, toda vez que son referentes significativos para la permanencia y revitalización del presente, mediante rituales y prácticas que fortalecen el «estar en el mundo» y su identidad en el zona.

HISTORIA DEL RETORNO

El traslado a costado de la barcaza Rancagua es la última etapa de un alucinación que comenzó a fines de 2018, cuando la comunidad Rapanui representada por las organizaciones Codeipa, Consejo de Ancianos y Comunidad Indígena Ma’u henua solicitaron mediante una carta el retorno de algunas piezas a la isla.

En febrero del 2019, la ministra Consuelo Valdés se comprometió con la comunidad a regresar uno de los tres moai que permanecían en el Museo Doméstico de Historia Natural para ser conservado y exhibido en el Museo Antropológico Padre Sebastián Englert de Rapa Nui. El seleccionado fue el moai Tau (Nº de inventario 3208), conveniente a que presentaba un buen estado de conservación, encima de ser el único de los tres tallado en roca basáltica.

El arduo proceso efectuado para mover el moai, su embalaje y traslado al puerto de Valparaíso tuvo que carear muchos desafíos oportuno a que estaba sito en una parte del edificio del MNHN dañada por el terremoto de 2010, encima de la emergencia sanitaria, que retrasó el plan de traslado.

Finalmente, gracias a la consultorio técnica y coordinación del Centro Doméstico de Conservación y Restauración del Servicio Doméstico del Patrimonio, adjunto al equipo de Asmar, la Armada de Pimiento, y el mismo MNHN, la escultura pudo ser sacada del museo y trasladada a su punto de trampa.

Latest articles

345.4k Followers
Follow

Related articles