Emilio Elgueta asegura que fue removido del Poder Judicial por “un tema político de sacar a ministros de izquierda”

0
55
loading...

El removido ministro de la Corte de Apelaciones de Rancagua, Emilio Elgueta, se refirió a su polémica salida del Poder Legal tras ser investigado por tres delitos de corrupción. A su sensatez, todo se trató de una operación para sacar jueces de izquierda.

“Fue un tema político que organizó (el ministro de Justicia) Hernán Larraín con (el exministro del Interior) Andrés Chadwick par sacar a ministros de izquierda, porque los tres éramos de izquierda”, dijo en entrevista con El Mercurio.

Elgueta, que según el medio está casi irreconocible ya que ha perdido más de 10 kilos y ahora trabaja en una modesta oficina de abogados que abrió en Rancagua, trabaja en la defensa con la que pretende demostrar su inocencia respecto a faltas a la probidad y tráfico de influencias.

Según Emilio Elgueta, la raíz del problema estuvo en el caso Caval. “En febrero. Imagínese que dijeron que era el ministro más rico y no tengo bienes. No tengo ningún peso. Búsqueme, a ver si tengo algo. Se dijo que yo tenía mis bienes con mi hermano, que es casi ciego. Mis hermanos son profesores. Este es un tema político que nació con el caso Caval y punto, nada más”, señaló.

Elgueta explicó que Arias (fiscal regional de O’Higgins que está suspendido) “le iba mal en la Corte de Rancagua en el caso Caval, por eso ellos querían inhabilitarnos (a él, Albornoz y Marcelo Vásquez), lo que era indebido. Por eso ellos buscaron elementos que pudieran perjudicarnos”.

“El fiscal Arias tenía una fuerte relación con el Gobierno y le ofrecieron un cargo. Eso se está investigando”, añadió.

Consultado por las acusaciones de la fiscalía, que señalan pagos y depósitos sospechosos en efectivo, Elgueta reconoció que si, “son $24 millones los que se me imputan”, comentó. Pero “tenía un sueldo anual superior a los $70 millones y en tres años son $210 millones. Resulta que en mis cuentas me pagaban los padres de dos compañeros que compartían departamento en Santiago con mi hijo universitario. Eran entre $300 y $400 mil mensuales, lo que multiplicado por 36 meses (tres años) salen más de $25 millones”, aclaró en su defensa.

Otra de las imputaciones son platas de abogados por sus fallos. Frente a esto, el exjuez aseguró que “no hay ninguna plata por eso”.

“Mi hermano conoce al abogado Rodrigo Guerrero porque hacen trabajos agrícolas juntos. A mi hermano le pagaba con cheques y yo se los cobraba, porque es casi ciego”, explicó.

“Ellos lo único que querían era echarme”, fue su conclusión. ¿Las razones? Según Elgueta, lo querían fuera porque le faltaban dos abriles para ser el ministro más antiguo y entrar por derecho propio a la quinina del mayor tribunal. “Esto fue porque yo no le sirvo a nadie por mi posición política, porque siempre fallé en favor de los casos contra las violaciones a los derechos humanos, siempre estuve por procesar a los médicos que mataron a Frei y también por someter a proceso al conscripto del caso Víctor Jara. En todas las causas de violaciones a los derechos humanos yo estaba por otorgar también indemnizaciones”, finalizó.

loading...