Empleado del mes: el funcionario de la OMS que nunca queda mal con nadie

0
92

Luis Fernando Leanes, el veterinario argentino que representa en Pimiento a la Estructura Panamericana de la Vigor (OPS) –afiliada a la Estructura Mundial de la Vigor (OMS)–, en el año que lleva en el país se ha ganadería el examen del Gobierno del Presidente Piñera y el rechazo tanto de un sector de la examen como de buena parte de la comunidad médica. La razón para ambas consideraciones ha sido la misma: el respaldo notorio que ha hecho de las medidas adoptadas por el Tarea de Vigor (Minsal) –muchas de ellas controvertidas– en lo que va de la pandemia, que lo ha distanciado del rol técnico y neutro que caracteriza a los funcionarios de organismos internacionales, para envidiar más proporcionadamente un papel activo en el interior de la política doméstico, como si se tratara de un miembro más del salita.

Las aprensiones van más allá de los opositores al Gobierno, pues alcanzan a la propia OPS en Pimiento, donde consideran que su desempeñarse “no ha hecho más que desprestigiar al organismo” e, incluso, atraviesan nuestras fronteras, donde funcionarios que lo conocieron en su paso por Bolivia aseguran que en ese país incluso “se inmiscuyó en política interna, al tratar de congraciarse con el expresidente Evo Morales, que lo llevó a generar tantos anticuerpos como los que está generando en Chile”.

Bolivia, la mejor de lozanía de América Latina y el sistema universal

El 2018 fue complicado para Evo Morales. Ese año estuvo impresionado por las protestas de los enfermos de cáncer en todo el país y marchas por parte de los médicos por la desidia de equipamientos en centros hospitalarios. En los medios se habló de la “miseria de Bolivia”.

Fuentes ligadas a organismos internacionales de Vigor sostienen que estas características “especiales” de Leanes fueron rápidamente reconocidas por el exministro de Lozanía. “Leanes fue brutalmente utilizado por Mañalich y él se dejó felizmente utilizar”. Con una visión conveniente crítica del rol que ha jugado en Pimiento, estas fuentes sostienen que es el alegría por los medios de comunicación y su afán de convertirse en amigo de los gobiernos de turno, lo que llevó a Mañalich a fijarse en él. “Se reunía casi todos los días con él”, afirman otras fuentes del Minsal.

Leanes –que por esa época llevaba tres abriles como vocero de la OPS/Bolivia– fue celebrado de forma general por el Tarea de Salubridad boliviano cuando salió a respaldar públicamente al gobierno. En junio del mencionado año, en una entrevista de radiodifusión, Leanes dijo que los medios de prensa invisibilizaban la existencia y que el sistema de sanidad de Bolivia era “entre 3 y 7 veces mejor que el resto de Latinoamérica”. Esas frases provocaron un determinante rechazo en la comunidad médica boliviana y se le acusó de intervenir en política, exacto en el momento de la veterano tensión de Morales.

Posteriormente de varias intervenciones de similar naturaleza, Leanes volvió a sacar ronchas cuando, en febrero del año subsiguiente, salió a celebrar nuevamente que Bolivia se encaminaba “positivamente a la salud universal”, tras la promulgación de un sistema único. Meses posteriormente de aquello y antiguamente de que Evo renunciara al poder, Luis Fernando Leanes asumió como representante de la OPS en Pimiento.

En nuestro país, casi nada comenzó su periodo, se mostró rápidamente en prensa yuxtapuesto al entonces ministro de Lozanía, Jaime Mañalich, y los subsecretarios de Vigor Pública, Paula Daza, y de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga, para celebrar el proceso de inmunización en las escuelas contra el virus del papiloma humano. “Verdaderamente felicitaciones, es una medida de sanidad inteligente”, sostuvo en ese momento.

Según fuentes del Tarea de Salubridad, el momento en que se ganó derechamente la desenvoltura del Gobierno de Piñera fue enero de 2020, cuando –mediante sus oficios– logró que la propia presidenta de la Estructura Panamericana de Salubridad, Carissa Etienne, enviara felicitaciones al Presidente Piñera y le deseara “los mejores augurios de éxito para el proceso de reforma del sistema de salud que emprende su gobierno”.

La diligencia, idéntica a la que hizo con Morales el año mencionado, provocó fuertes ruidos en la comunidad médica y motivó el rechazo en el Colegio Médico (Colmed), al punto que la presidenta del cofradía, Izkia Siches, recalcó que el plan del Gobierno iba en contra de los principios de la OPS. El punto, sin requisa, no amainó el triunfo: Piñera había recibido las felicitaciones de un organismo internacional en el peor momento de su delegación y en la misma semana en que la CEP había revelado que su aprobación llegaba al 6%.

El “mejor aliado” de Mañalich

Fuentes ligadas a organismos internacionales de Vigor sostienen que estas características “especiales” de Leanes fueron rápidamente reconocidas por el exministro de Vigor. “Leanes fue brutalmente utilizado por Mañalich y él se dejó felizmente utilizar”. Con una visión conveniente crítica del rol que ha jugado en Pimiento, estas fuentes sostienen que es el placer por los medios de comunicación y su afán de convertirse en amigo de los gobiernos de turno, lo que llevó a Mañalich a fijarse en él. “Se reunía casi todos los días con él”, afirman otras fuentes del Minsal.

De estas reuniones –aseguran– surgieron tempranamente los apoyos más controvertidos, como cuando afirmó en enero de este año que “hemos estado acompañando al Ministerio de Salud de Chile y vimos que realmente estaba muy preparado el país. Países como Chile tienen la preparación, pero hay otros países que no”.

Cuando ya en marzo la confrontación entre los alcaldes y Mañalich comenzaba a medrar, a raíz de la negativa de este a decretar cuarentenas totales, la investidura internacional de Leanes salió a respaldarlo, tras afirmar que una “medida así no es recomendable para Chile”. Lo mismo pasó cuando en mayo respaldó al subsecretario Zúñiga, al afirmar que no existía una correlación entre el llamado que realizó el Gobierno a una “nueva normalidad” y el acrecentamiento en el número de contagios que había comenzado a producirse de guisa vertiginosa.

Hasta antaño que Mañalich dejara la cartera de Vigor, fuentes de La Moneda aseguraron que “Leanes no faltó a ninguna sesión de la Mesa Social COVID-19” y que los varios meses en la instancia y la coincidencia de los dos en las declaraciones, hicieron que esa relación se estrechara al punto de terminar como “partners”.

Una de las declaraciones que más complicaciones le ha traído a la término, a la luz de los referencias de estos últimos días, fue la que emitió en abril, cuando –sin tener veterano conocimiento– salió a respaldar a Mañalich y al Gobierno, al descartar la existencia de un subdiagnóstico en materia de mortalidad: “En Pimiento el subregistro es muy improbable. El sistema de Registro de Estadísticas Vitales de Pimiento es muy confiable para nosotros, es muy robusto. Ha sido evaluado entre los mejores de las Américas y en la categoría de mejor performance del mundo”, dijo.

Concurso interna y financiamiento de la OPS

En el ámbito de la lozanía destacan que la OPS –establecida en 1902 y cuya afiliación a la OMS data de 1949– “siempre ha tenido un buena relación institucional con Chile”. La que ha sido afianzada por liderazgos como el de Michelle Bachelet, desde su primer Gobierno.

Un exfuncionario de la delegación en Pimiento destaca que las organizaciones no gubernamentales tienden a “no entrar en aspectos internos de los países, ni opinar sobre todas las estrategias del área de la salud. En este caso, un organismo sanitario como la OPS responde a las consultas de los estados con recomendaciones específicas”, aunque reconocen que, interiormente del panorama geopolítico mundial, sustentar buenas relaciones con países de “relativa importancia en los continentes es fundamental”.

Es precisamente la carencia de esa neutralidad la que ha generado una crítica robusta al interior de la OPS/Pimiento, al punto de sostener que “está haciendo el ridículo y desprestigiando al organismo”.

Una de las principales críticas a su trámite de debe a su “fijación por aparecer en los medios”. “Le gusta mucho que lo llamen y conceder entrevistar, pide a su asesor de prensa que lo tenga de manera constante en los medios, algo muy distinto a la era de Paloma Cuchí”. De hecho, Leanes es el primero que tiene un asesor de prensa.

En el mundo diplomático aseveran, en tanto, que esta relación con Mañalich le sirvió a Leanes para conectarse con el Ocupación de Relaciones Exteriores, gobierno que ayudó para que Pimiento se pusiera al día con parte del financiamiento del organismo.

Desde el mundo de la Vigor aclaran que el financiamiento de la entidad es cerilla. Una parte la paga el organismo internacional y otra la pagan los propios estados. “Por ello es que desde siempre OPS aparece apoyando a los gobiernos, pero por lo general siempre desde una mirada técnica y también neutral. Por esta razón, la del financiamiento, es que ningún representante de OPS se va a ir en contra de un gobierno, pero tampoco se van a abanderar. Si un ministro lo está haciendo mal, no van a salir a criticarlo, pero tampoco a respaldarlo, tal como lo hace Leanes, que anda felicitando y haciendo un show ridículo que todos lo encontramos vergonzoso”.