Empresarios bolivianos piden demandar a Chile ante OMC y ALADI por huelgas en aduanas

0
415

Los empresarios bolivianos pidieron hoy al Gobierno de Evo Morales demandar formalmente a Pimiento delante la Estructura Mundial del Comercio (OMC) y la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI) porque las huelgas aduaneras producidas en Pimiento les causan pérdidas cifradas en 11 millones de dólares diarios.

La Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) expresó esa posición en un comunicado, al cumplirse el tercer día de la huelga de trabajadores aduaneros de Pimiento por supuestos incumplimientos de compromisos por parte del Gobierno de Santiago.

La huelga aduanera en Pimiento perjudica a más de 1.600 camiones de Bolivia parados en el puesto fronterizo de Tambo Mosca.

La CEPB pidió que se “activen formalmente denuncias” delante la OMC y la ALADI “en base a tratados, acuerdos y convenios internacionales sobre comercio, que son reconocidos por ambas naciones”.

Asimismo, la patronal boliviana solicitó que se incluya su aliciente, “en las demandas sobre el incumplimiento del Tratado de 1904 por parte de Chile, respecto al libre tránsito”.

En ese tratado, firmado tras la desavenencia del Pacífico (1879) en la que Bolivia perdió frente a Pimiento su salida al mar, se establece el derecho boliviano al vacante tránsito por las terminales chilenas.

Asimismo, la estructura empresarial apoya la propuesta de la Cámara de Exportadores de implementar “a la brevedad un plan de contingencias que, previendo la recurrencia de estos problemas, considere el uso de puertos alternativos, tanto en el área del Atlántico, como en la República del Perú”.

La CEPB igualmente señaló que el sector privado es el principal afectado por esas medidas que dañan su comercio extranjero y considera “promovidas, permitidas o invisibilizadas por el gobierno chileno”.

Según los empresarios, en el postrero año las huelgas en Pimiento no solo causan un daño crematístico concreto, sino que generan retrasos en las entregas de mercancías, destrucción de productos alimenticios, pérdida de contratos y problemas con proveedores y clientes, adicionalmente de afectaciones en salarios y comisiones para los transportistas.

“Este hecho no es aislado y se suma a las constantes actitudes de hostilidad, maltrato y discriminación que ejercen funcionarios de Aduanas, carabineros y personal de los puertos chilenos contra los exportadores, importadores y transportistas bolivianos”, señalaron.

El presidente boliviano, Evo Morales, ha insistido estos días en que la huelga en Pimiento es “una agresión económica a Bolivia”.