Encuesta CEP: la claves del sondeo que ordenará el tablero presidencial

0
574
loading...

Guillier: el gran protagonista

loading...

El trabajo en ámbito de la indagación CEP actual –la de mediados de 2016- se realizó entre el 9 de julio y el 7 de agosto pasados. Según los datos recogidos hace más de cuatro meses, la pregunta “quién le gustaría a usted que fuera la o el próximo Presidente de Chile” arrojó un 14% de preferencias para Sebastián Piñera, seguido de un 5% para Ricardo Lagos, y un 3% para figuras como Ámbito Enríquez-Ominami y Leonardo Farkas. Más debajo, con casi nada un 1%, aparece Alejandro Guillier.

Este asfalto de adhesión, allí de ser un problema para el senador, es precisamente uno de los factores que tendrán a Guillier como el gran protagonista de esta nueva entrega de la investigación CEP: todas las apuestas apuntan a que será, por acullá, el candidato que más crecerá. Y no solo porque su almohadilla de comparación es mínima, sino asimismo porque si se toman como narración otros sondeos, el senador –que este sábado será proclamado oficialmente como su candidato por el Partido Radical- es el presidenciable que más ha aumentado su respaldo en el mismo período.

Por ejemplo, en la intención de voto de Plaza Pública, desde comienzos de agosto hasta fines de diciembre del año pasado, Alejandro Guillier ha subido 18 puntos porcentuales, desde un 1% hasta un 19% (quedando segundo, a cuatro puntos de Piñera).

En Adimark, en tanto, Guillier ha crecido 16 puntos porcentuales (de 5% a 21% en “quién preferiría que fiera el próximo Presidente”) desde el prospección de agosto hasta el de noviembre de 2016 (la medición correspondiente a diciembre se conocerá este jueves). Tal como en Plaza Pública, en Adimark el periodista queda detrás de Piñera, a tan solo 3 puntos de diferencia.

¿Seguirán los indecisos siendo mayoría?

Un año antaño de las presidenciales de 2013, la investigación CEP de Noviembre-Diciembre de 2012 arrojaba números más proporcionadamente bajos entre quienes no tenían un preferido para conducir al país: la categoría “no sabe/no contesta” en la pregunta “¿quién le gustaría a Ud. que fuera la o el próximo Presidente de Chile?” llegaba hace cuatro abriles escasamente al 18%.

Este año, tanto en la CEP de Julio-Agosto como en otras encuestas que perfilan la carrera presidencial de 2017, uno de las conclusiones más llamativas y que a la vez hacen más incierto proyectar resultados es el parada número de indecisos. De hecho, en la CEP conocida en agosto el porcentaje de “no sabe/no contesta” llegó al 62% en la pregunta de “quién le gustaría” que fuera Presidente.

Esta inédita y mayoritaria sigla hace concluir que el marco presidencial está absolutamente “líquido”, ya que por mucha delantera que lleven los candidatos con más menciones en esta investigación, nadie tiene opciones claras de ingresar. Marco radicalmente dispar al vivido un año antiguamente de las elecciones de 2013, cuando la CEP de Noviembre-Diciembre de 2012 le daba un 49% de preferencias a Michelle Bachelet en la pregunta de “quién le gustaría” que fuera Presidente; o cuando en el perforación de diciembre de 2008 un 32% contestó a distinción de Piñera.

Hasta el momento, con un 62% de indecisos, el principal argumento de aquellos candidatos que marcan poco en las encuestas es equitativamente que, al ocurrir una mayoría tan clara de electores sin preferencia, la presidencial está “abierta” para todos. Esto podría cambiar si el sonsaca CEP que se conocerá este jueves muestra un porcentaje de indecisos disminuyendo de guisa estadísticamente significativa en beneficio del perfilamiento de opciones más claras.

Piñera y los plazos de Pimiento Vamos

Hasta el momento, Sebastián Piñera se ha mantenido firme en su audacia de no conseguir su definición: sería en marzo, y no antiguamente, cuando anuncie formalmente si es candidato a la presidencial.

Sin requisa, el hecho de que Guillier haya ido acortado la distancia y aparezca como un candidato competitivo para el ex Mandatario –que sigue siendo el mejor posicionado en los distintos sondeos- ha despertado nerviosismo en su sector, Pimiento Vamos, desde donde han pedido que Piñera acorte sus plazos.

En el piñerismo tienen claro que al ex Mandatario le conviene desavenir una campaña “lo más corta posible”. Es proponer, que parta formalmente lo más tarde que se pueda. Sin incautación, todavía hay claridad que en la medida que la disyuntiva se torne más competitiva, la inacción les puede juguetear en contra.

Con un sector de los partidos ansiosos y con un potencial adversario al interior de sus filas –Manuel José Ossandón, que en la CEP de agosto marcó 2%-, una de las tareas fundamentales de Piñera y sus aliados será contener la ansiedad en la centroderecha. Ansiedad que, en todo caso, se verá determinada por la diferencia que marque el tienta de este jueves entre él y su más cercano competidor: hoy le costal nueve puntos a Lagos y 13 a Guillier. Cuánto les impulso ahora marcará la esencia de la nueva sondeo.

Lagos-Insulza: ¿el extremo round?

Este miércoles, el ex agente de Pimiento frente a La Haya y contemporáneo precandidato presidencial del PS, José Miguel Insulza, cuestionó con firmeza la averiguación CEP. Según el ex ministro, “no es transparente tener una encuesta durante dos meses en las manos sin dar a conocer sus resultados”.

Los bajos números de Insulza han sido tema recurrente en las filas del PS. De hecho, este sábado en La Tercera el secretario universal de este partido, Pablo Velozo, dijo en remisión a la eventual primaria interna entre Insulza y Fernando Atria que “podríamos llegar a una consulta entre dos candidatos que no marcan en las encuestas”.

Y como recién este jueves se sabrá con certeza cuándo comenzó y terminó el trabajo de campo de la CEP –y su posterior procesamiento de datos-, es asegurar, hace cuánto está índice, la arremetida de Insulza en contra del prospección de opinión pública parece expresarse como un intento por desestimar la desestimación sigla de adhesión que, se estima, registraría el “pánzer” en esta averiguación.

Consolidarse en los sondeos es esencia no solo para Insulza, sino incluso para Lagos. Si acertadamente el resultado en la CEP de agosto no impidió que lanzara su precandidatura (un 5%, nueve puntos menos que Piñera), un aumento moderada o un estancamiento será una complicación para el ex Presidente, que será proclamado el 14 de enero por el PPD, mientras lucha por conseguir el respaldo oficial del socialismo.

Si Lagos mejoramiento su posición relativa en la CEP, podría terminar alineando al PS y, de paso, influir en la audacia que debe tomar la DC, de averiguar un candidato propio o acertadamente sumarse a Lagos o Guillier.

La DC y el dilema del “camino propio”

El principal problema para concretar el plan del “camino propio” que tiene la Democracia Cristiana es que hoy día nadie de sus militantes aparece aceptablemente posicionado en las encuestas como para emprender una aventura presidencial.

Edificar un líder con bajo respaldo, encima, afectaría a los candidatos falangistas al Senado y la Cámara, quienes necesitan el respaldo de una figura potente en estas elecciones en que se eligen Presidente y parlamentarios.

En la última averiguación CEP no apareció ningún democratacristiano en las preferencias para La Moneda, mientras que sí lo hicieron presidenciables del PS, el PPD y el PR: Insulza (1%), Lagos (5%) y Guillier (1%).

El sonsaca de este jueves podría confirmar que la compañía no tiene un buen candidato, en momentos en que influyentes dirigentes, como Gutenberg Martínez, optan por reformular a la flagrante Nueva Mayoría.

Las dos potenciales cartas presidenciales de la DC son la timonel, Carolina Goic, y la ex ministra Mariana Aylwin. Ambas registraron 27% de evaluación positiva en la CEP de mediados de 2016.

Mientras Aylwin genera más rechazo, Goic aparece con más proyección. Sin confiscación, este martes la senadora planteó que su prioridad es la DC, donde compite por un nuevo período al mando del partido en las elecciones internas fijadas para este domingo.

Un momento esencia para detallar la hoja de ruta de la compañía será el próximo 28 de enero en la Congregación Doméstico, donde se determine el mecanismo para designar al candidato presidencial del partido.

Los que buscan aventajar el 1%

Piñera, Guillier, Lagos, Insulza, Ossandón y Atria no son los únicos interesados en competir en las presidenciales del próximo 19 de noviembre. En carpeta, esperando cosechar firmas o aceptablemente medirse en primarias en sus respectivos bloques, figura una veintena de nombres.

Felipe Kast, de Evópoli; José Antonio Kast, ex UDI; Jorge Tarud, diputado PPD; Ámbito Enríquez-Ominami, en carrera por La Moneda por tercera vez; Tomás Jocelyn-Holt, el candidato menos votado en 2013, e incluso representantes de la compañía, como el conductor de TV Nicolás Larraín y Leonardo Farkas son algunas de las figuras que han evidente su intención por estar en la papeleta.

Menos MEO (3%), el resto no alcanzó a sumar menciones suficientes para figurar con el 1% de preferencias en la pasada averiguación CEP. Este jueves se verá si entran nuevos competidores al abultado tablero presidencial.

Fuente:T13.cl

loading...