Encuesta Criteria: trasvasije de votos de Guillier a Sánchez y viceversa en segunda vuelta es insuficiente para alcanzar a Piñera

0
266

Con un Sebastián Piñera fortalecido como la principal carta presidencial para el 2018 y con una segunda revés más aceptablemente líquida y de un complicado trasvasije de votos entre la Nueva Mayoría y el Frente Amplio y desde la candidata DC, Carolina Goic, al FA, ha desencajado la indagación Criteria Research de agosto de 2017.

Con un el error muestral de +/-3,4% y bajo supuesto de varianza máxima y un 95% de confianza, la indagación que se desarrolló en el presente mes estuvo marcada por la inscripción de la candidatura de Alejandro Guillier y por la compleja semana que vivió el Frente Amplio por el veto a la candidatura de Alberto Mayol en el distrito N°10.

Frente a la pregunta “¿Quién te gustaría que fuera el próximo presidente o presidenta de Chile?”, la respuesta espontánea de los encuestados dio la preferencia a Piñera, con un 35%, dos puntos menos que en la pasada investigación. En segundo motivo quedó Sánchez (17%), quien incluso bajó dos puntos. Guillier alcanzó un 15%, Goic un 4%, MEO subió a un 2%, al igual que José Antonio Kast.

El panorama no cambia tanto delante la pregunta “Quién crees que será el próximo presidente o presidenta de Chile”. Piñera lidera la índice con un 69%, seguido de Guillier con un 12%, Sánchez quebranto hasta un 7%, Goic sube a un 3% y Kast se mantiene con un 1%, respecto a la medición de julio.

En esta impresión de Averiguación Criteria, los escenarios de primera y segunda revés se calculan sobre la saco del porcentaje de votante probable, el que alcanzaría un 45% del padrón. En el caso de la estimación utilizando las respuestas de los votantes probables, en primera revés, Piñera continúa liderando los resultados con un 38%. La candidata del Frente Amplio alcanza un 22% y es seguida por Guillier con un 18%.

La sorpresa la dio José Antonio Kast, quien marca un 9%, superando por primera vez a Carolina Goic, quien llegó a un 8%. Más antes, con un 2%, quedó Ámbito Enríquez-Ominami.

Según Cristián Valdivieso, el escena deja en claro que Sebastián Piñera se ha consolidado a medida que han ido pasando los meses y, tras la primaria, se ha pasado fortalecido en su rol de dirigente y líder de la coalición. Situación muy distinta a la que se observa en el sector de centroizquierda.

Tanto en la Nueva Mayoría como en el Frente Amplio se observa un panorama limpio, libre. “Beatriz Sánchez no ha ido subiendo su techo, pero Guillier tampoco ha logrado subir en las encuestas ni capitalizar las bajas de Sánchez. Por lo tanto, ese voto no está claro”, plantea Valdivieso.

De acuerdo al analista, poco detiene la caída de Guillier, pero “no logra repuntar, no hay un punto de inflexión que lo haga subir y estabilizarse”. Esto se debería a que el candidato “disputa los atributos blandos con Sánchez” y en estos puntos la candidata del Frente Amplio le saco superioridad. Por otra parte, nadie de los candidatos de centroizquierda lograría dar una sensación de gobernabilidad.

El panorama saldo de segunda revés

En cuanto a la segunda reverso, frente a el tablas de Piñera contra Sánchez, el candidato de Pimiento Vamos se impone con un 48% frente a un 41% de la abanderada del Frente Amplio. Delante Guillier, el ex Mandatario llega a un 46%, mientras que la carta de la Nueva Mayoría marca un 38%.

En una posición menos competitiva quedan Goic y MEO. Mientras la candidata enfrentaría a la carta de Pimiento Vamos con un 33% contra 48%, la desafío del PRO lograría un 25% delante un 49% de Piñera.

Una de las principales interrogantes que se ha descubierto se ha hexaedro en el ámbito del apoyo que obtendría el Frente Amplio desde la Nueva Mayoría o al revés. Con el objetivo de retener cuántos votantes de Guillier respaldarán la desafío de Sánchez, o al revés, Criteria hizo el control del traspaso de votos desde primera a segunda dorso.

En esta impresión de Averiguación Criteria, los escenarios de primera y segunda reverso se calculan sobre la almohadilla del porcentaje de votante probable, el que alcanzaría un 45% del padrón. En el caso de la estimación utilizando las respuestas de los votantes probables, en primera revés, Piñera continúa liderando los resultados con un 38%. La candidata del Frente Amplio alcanza un 22% y es seguida por Guillier con un 18%.

Desde Criteria explican que “bajo el supuesto de que Sebastián Piñera estará en la segunda vuelta, se comparan las preferencias declaradas para primera vuelta con las preferencias en los escenarios de segunda vuelta. Los porcentajes corresponden a lo que cada candidato perdedor en primera vuelta traspasaría al contendor de Piñera en segunda vuelta”.

Si pasa a segunda revés Beatriz Sánchez, un 72% de quienes votaron por Alejandro Guillier en primera reverso votaría por ella, y un 26% de los votantes de Goic apoyaría a la candidata del FA.

En el caso de que Guillier pasara a segunda revés, un 68% de los votantes que apoyaron a la candidata del Frente Amplio votaría por la Nueva Mayoría, mientras que desde Goic se traspasaría un 20% de los votos de la presidenta DC.

Según Cristián Valdivieso, estos datos dejan en evidencia que hay un espacio franco al voto asustadizo de centroizquierda, el cual tiene la capacidad de acomodarse entre la figura de Guillier y Sánchez. Pero lo más claro es que los votos disputables se encuentran entre el activo político, el votante duro, por lo tanto, “no es posible una ampliación del padrón electoral”, lo que se vería intensificado por el voto voluntario.

El analista asegura que “el suicidio electoral de la Nueva Mayoría” transformó a la división presidencial en un hecho en extremo complicado. Lo que explicaría que solo uno de cada cuatro votantes de Goic respalde la desafío de Guillier en segunda dorso. “El fenómeno de Goic es interesante, ella apela a un electorado que no es de la Nueva Mayoría, ya que en su mayoría no apoyarían al candidato Guillier, o prefiero votar nulo o no votar”.

En este contexto, “la DC se ve desmarcada de la Nueva Mayoría y con un perfil distinto. Lo logran en la medida de un electorado pequeño y distinto”, un electorado de hornacina, pero no necesariamente “anti-Piñera”, como el de Alejandro Guillier y Beatriz Sánchez, sostiene Valdivieso.

Las claves: finanzas, empleo y gobernabilidad

En la averiguación Criteria Research todavía se midió el posicionamiento de los candidatos en cuanto a una serie de atributos, la cual evidenció lo “economizada” que está la dilema: “Piñera no encuentra NINGUNA competencia en los atributos Capacidad de producir empleo y Mejorar la bienes del país, lo que explica su expectante posición como próximo presidente de Pimiento”, indican desde Criteria.

Por otra parte, “Beatriz Sánchez y Guillier en tanto se disputan los ‘atributos blandos’, tendiendo la primera a superar levemente al segundo”.

Entre los porcentajes que más destacan entre las habilidades “duras”, están que un 45% de los encuestados cree que Piñera está “preparado” para regentar Pimiento, un 53% que cree que mejorará la riqueza y un 52% que piensa que implicará mejoría en el empleo. De esta forma, la carta de Pimiento Vamos acapara la percepción respecto a estos atributos. Mientras que entre las habilidades blandas se impone Beatriz Sánchez: un 24% de los encuestados identifica a la candidata como “cercana” y un 25% la señala como sensible.

Según Valdivieso, estos resultados, sumados a los de probabilidad de voto, hacen que crezca “la idea del caballo ganador, en solo dos meses ha subido 13 puntos”. En opinión del analista, no se observa un verdadero contendor a Sebastián Piñera, “todavía no tiene un verdadero adversario”, conveniente a que no existe un liderazgo que demuestre fortaleza en el sector de la centroizquierda, los candidatos “son rostros sin poder efectivo”, pues tanto Goic, Guillier como Sánchez no cuentan con un poder efectivo al interior de sus coaliciones, lo que los dejaría en desventaja frente a la figura de Piñera.

Por otra parte, los atributos en los que se ve fortalecido Piñera dejan en evidencia que está jugando a la “estrategia del miedo”, y que le está resultado, señalan desde Criteria. Esto, en un contexto de contrincantes “con menos experiencia, coaliciones desmembradas y datos complejos económicos –aunque no son dramáticos–”, hace que la delantera de Piñera se amplíe.

Finalmente agrega que, aunque es un panorama “muy poco probable (…) si se resta mucha gente de participar, siendo en torno a un 30% del padrón, ahí Piñera podría tener posibilidad de hasta ganar en primera vuelta”.