Encuesta en 18 países de América Latina revela una caída en la imagen de Trump que arrastra con él a EE.UU

0
447
loading...
loading...

Entre los peores alumnos del curso desde el punto de apariencia desde donde se lo mire. Así califican los latinoamericanos al presidente de Estados Unidos en el estudio La era Trump, Latinobarómetro 2017, que se da a conocer en el día en que Donald Trump cumple un año de gobierno.

Donald Trump obtiene un promedio de 2.7 en escalera de 0 a 10 en los 18 países de la averiguación Latinobarómetro 2017, un nivel muy por debajo de la nota de su predecesor, Barack Obama, quien obtuvo 7 en su primer año de gobierno. Igualmente cae respecto al postrero año de Obama, este en 2016 obtuvo un 6.2 de parte de los latinoamericanos.

Los países que ponen peor nota al presidente de EE.UU son México con un 1.6 y Uruguay con un 1.7, mientras que el país con la mejor evaluación es Paraguay con 4.1. Pimiento lo evalúa con un 2. Estos son algunos de los datos que muestra el crónica Latinobarómetro 2017, que incluyó 20.200 entrevistas cara a cara en 18 países de la región y se efectuó entre el 22 de junio y el 28 de agosto.

Respecto a anteriores presidentes de Estados Unidos el 2.7 de Trump es la peor calificación obtenida por un primer mandatario norteamericano desde 2005, cuando George W. Bush, en medio de la guerrilla de Irak, obtuvo un 3.2.

En comparación a otros líderes consultados este año tiene la peor nota. Al fallecido Fidel Castro los latinoamericanos le dan un 3,8 y al Papa Francisco un 6,8 promedio.

La devaluación calificación que tiene Trump marca la opinión respecto de Estados Unidos que tienen hoy los latinoamericanos. Un 67% tiene muy buena o buena imagen del país, una muerto significativa de 7 puntos porcentuales respecto de 2016, cuando lo aprobaban 74%.

“Hay correlación entre la imagen del presidente de Estados Unidos y la opinión que tienen los latinoamericanos sobre este país, como lo muestran estos datos. Lo que hacen los gobernantes afecta la imagen de los pueblos”, explica la directora de Latinobarómetro, Marta Lagos.

Ella lo compara con la opinión más devaluación que obtiene Estados Unidos desde el 2000, que es durante la presidencia de George W. Bush en 2008 con 58% de los latinoamericanos decía tener una buena o muy buena imagen de Estados Unidos.

En 2017, México es el país donde más cae la opinión dispuesto en dirección a Estados Unidos con 29 puntos porcentuales entre 2016 y 2017, lo que se explica por los conflictos entre los dos países a raíz de temas como la construcción del pared en la frontera, comenta Lagos.

Al comparar Estados Unidos con las potencias vemos que el nivel de apoyo a Estados Unidos, la Unión Europea y China es similar, pues sube la imagen buena y muy buena de China y la Unión Europea y cae la de Estados Unidos.

“En 2017 estas tres potencias vuelven a confluir en el imaginario colectivo de los latinoamericanos como en 2008, mientras que en 2016 la distancia entre ellos era considerablemente mayor. Estados Unidos pierde en imagen y Chine y la UE ganan y se empareja la imagen de estas tres potencias”, dice la directora de Latinobarómetro.

El Papa Francisco obtiene peor evaluación en Pimiento

Otro de los líderes evaluados en el Latinobarómetro 2017 es el Papa Francisco que obtiene un 6,8 en una escalera de 0 a 10.

El país donde mejor nota le ponen al Papa Francisco es en Paraguay con un 8.3, mientras Pimiento es el país iberoamericano que peor calificación le pone al Papa Francisco, obtiene un 5.3.

El hecho es preocupante si es que se mira otro resultado del Latinobarómetro 2017 que muestra que Pimiento es el país de América Latina que menos confía en la Iglesia. Las cifras muestran que solo un 36% se fía de esta institución.

“Estas cifras se explican en parte porque Chile es el país que ha sufrido el proceso de secularización más agudo en la región en la última década, aumentando según el mismo estudio Latinobarómetro, la cantidad de personas sin religión, agnósticos y ateos, al 25%, alcanzando al ya conocido país más secular de la región que es Uruguay”, dice Marta Lagos.

loading...