Es el zoológico más triste del mundo; las imágenes causan indignación en Internet

0
83

En el extremo firme de un centro comercial en Bangkok, Tailandia, se encuentra el zoológico más triste del mundo o al menos esto dicen los que han manido las fotos y el video de los animales que ahí se encuentran. Algunos de ellos en absoluto han puesto un pie fuera de una prisión en más de 30 abriles.

El zoológico Pata está en el sexto tierra de este edificio es habitado por animales con síntomas de estrés, por ejemplo Bua Noi, una gángster que se la pasa todo el día dando vueltas en su caja. Ella no es la única igualmente hay monos que no pueden dejar de columpiarse en las rejas de su celda.

zoológico triste

zoológico triste

Estas imágenes fueron captadas en video por el periodista Julian King, que nos introduce a las condiciones en las que viven estos animales:

En el calle más detención de un centro comercial, estos animales han estado en cautiverio por más de 30 abriles, viviendo en condiciones deplorables. Bua Noi, la mono, ha estado aquí desde 1983. Está cautiva en el sexto firme y desde que entró nunca ha puesto un pie fuera de la prisión.

zoológico triste

zoológico triste

zoológico triste

Bua Noi entró al zoológico desde que era una bebe, no ha puesto un pie fuera de la cárcel en donde ha estado en completa soledad desde su ingreso.

Lamentablemente, las leyes de protección de animales en Tailandia son muy pocas y las que están no se les toma en serio pues carecen de consistencia, es por ello que, la existencia de este zoológico no sorprende a los habitantes de la ciudad de Bangkok.

zoológico triste

zoológico triste

El posterior video te mostrará las lamentables condiciones en la que viven los animales en el zoológico de Pata:

Esta no es la primera vez que Pata Zoo ha sido expuesto causando indignación, en el 2014 salieron fotografías de sus instalaciones y la preocupación por el bienestar de los animales impulsó la formalización de una ley que proteja la calidad de vida de los mismos. Sin confiscación una vez aprobada, no tuvo ninguna consecuencia palpable en la vida de estos animales.