Espacio Riesco aclara quienes son sus dueños tras polémica pero deja varias dudas sobre el arriendo del recinto por parte del Gobierno

0
169

El anuncio de un hospital de campaña con más de 800 camas para contener la crisis provocada por el coronavirus Covid-19 debería ser una buena informe, sin incautación, no fue aceptablemente recibida por la opinión pública.

La mensaje generó el repudio de las redes sociales desde donde criticaron que, a diferencia de China que construyó un hospital en 10 días, en Pimiento se optó por el arriendo de un zona privado: Espacio Riesco.

Tras conocerse la novedad inmediatamente comenzaron las especulaciones asociadas a posibles conflictos de interés y las vinculaciones de la grupo Riesco con el Gobierno, incluso iniciando varios rumores. Es por eso que mediante una carta firmada por el director militar de Espacio Riesco, Sergio Gutierrez Torres, la empresa salió a clarificar quienes son sus dueños.

Gutierrez afirmó que la empresa es “de carácter familiar” y pertenece a los integrantes de la clan Torres Riesco. “Los tres hermanos Edmundo, Bernardita y Luz Gloria, además de su madre, María Gloria Riesco Larraín (quien no participa activamente de la sociedad)”, explicó.

Adicionalmente, comentó que Espacio Riesco, nombre de capricho del circuito operado bajo la razón social Centro de Convenciones Santiago S.A., funciona con un directorio encabezado por Edmundo Torres Riesco y formado, encima, por José Luis Herrera Amenabar y Juan Eduardo Figueroa Valdés.

En este sentido, negaron que el economista José Manuel Riesco Larraín, primo hermano de María Prestigio, sea dueño o socio de Espacio Riesco.

“Esta información, al igual que muchas otras que han circulado en redes sociales y medios de comunicación en los últimos días, es completamente inventada y hipócrita. José Manuel Riesco Larraín no tiene ni ha tenido vínculo alguno con el centro de eventos”, aseguraron.

Asimismo, ejerce como presidente otro constituyente de la comunidad, Eduardo Torres Riesco.

Aún quedan dudas

A pesar de la información dada a conocer a través del comunicado, Espacio Riesco no aclara asuntos relevantes y que generaron aún más dudas en las redes, como el precio del arriendo o quienes son los encargados de poner las 800 camas en las que se atenderá a mayores de 18 abriles afiliados a Fonasa y que tengan Covid-19.

Cerca de mencionar que, en atención al revuelo que provocó la comunicado, específicamente respecto de las dudas sobre el monto del arriendo de un espacio privado, sin información acerca de los costos asociados, el analista de datos del Observatorio del Desembolso Fiscal, José Mora, comenzó a despabilarse la trazabilidad de los actos administrativos en la plataforma de Mercado Notorio, llegando a una conclusión que siembra aún más dudas: no existe registro de arriendos de parte del Estado que puedan explicar la instalación de las 800 camas en el punto.

Tras un búsqueda en Mercado Conocido, el Observatorio detectó que el principal problema de esta operación está asociado a una error de transparencia.

“Revisamos las órdenes de compra (OC) generadas a través de Mercado Público al proveedor ‘Centro de Convenciones S.A.’, constatando que la última orden de compra generada a Espacio Riesco fue emitida por FIDAE, el 24 de febrero”.

Es más, revisados los portales de Transparencia de ambas subsecretarías (Lozanía Pública y Redes Asistenciales), el Observatorio de Consumición Fiscal encontró que en nadie de los casos existía una resolución que autorizara el acto oficinista.

En conclusión, “no hay publicado ningún documento oficial que permita aprender aspectos básicos respecto de este acto burócrata, como por ejemplo modalidad de la adquisición. ¿Fue realizado por trato directo? Y si fue así, ¿fue justificado por la causal de emergencia?, ¿cuál es el monto pactado en el pacto? ¿resultaba ser la alternativa más económica?