Esta es la Escala de Borg para que midas tu esfuerzo y mejores tu rendimiento al entrenar

0
162

Como acertadamente sabes, cada vez que entrenas tus músculos hay un número establecido de repeticiones, de peso que debes construir y demás, pero asimismo es necesario calibrar el esfuerzo que le estás metiendo a tu entrenamiento, y para ello existe la Escalera de Borg, lo que sin duda te ayudará a sacarle el mayor provecho a esos momentos que dedicas a tonificar tu cuerpo.

Actualmente existe una infinidad de aparatos para contar prácticamente cualquier cosa: el pulso, el estrés, el sueño y la actividad, como los pasos que caminas, los kilómetros que corres, entre muchas otras cosas, lo que sirve de gran apoyo para que lleves un mejor control de tu entrenamiento.

Si aceptablemente es cierto que todo lo mencionado sirve para elaborar un mejor plan de hecho de acuerdo a lo que necesitas, es imprescindible que conozcas el nivel de esfuerzo que le estás poniendo; esto quiere asegurar que vas a contar la energía, y eso se logra con la escalera, que ya es todo un clásico interiormente del mundo del acondicionamiento físico.

Si existe poco que te puede demarcar al momento de ejercitarte es la ahogo, pero esta no solamente es física, sino que igualmente el cansancio mental puede retar en tu contra. En el caso de lo físico puede suceder contracturas musculares, lesiones y dolores, entre otros; y en el caso de lo mental, puede ser generado por el estrés del trabajo, problemas familiares y personales, y en universal las complicaciones de la vida diaria.

Para conseguir el mejor resultado debes planear muy correctamente en qué momento aplicar el mayor del esfuerzo y cuando desmontar la intensidad, con lo que la musculatura recibirá el trabajo adecuado y evitarás lesionarte. Para ello es necesario que sepas para qué sirve cada prueba y cuáles son tus objetivos.

 

La función de la Escalera de Borg es que al conocer acertadamente el examen, le des títulos del 1 al 10, yendo de un esfuerzo “muy suave” hasta la “máxima intensidad”; y claro, se trata de una valoración subjetiva que te indicará cuándo debes aplicar un poco más de energía o, correctamente, cuándo es el momento de terminar de entrenar.

Esta escalera la debes aplicar durante cada examen de tu rutina, teniendo en cuenta el trabajo acumulado, porque si haces el mismo control en varias series, obviamente sentirás que haces más esfuerzo en la tercera serie que en la primera, así que debes estar atento a estos factores.

 

Gunnar Borg, creador de la escalera, subrayó que lo esencial es tener sentido popular a la hora de aplicarla, encima de tomar en cuenta datos fisiológicos, clínicos y psicológicos para que el resultado sea el que estás buscando, y lo mejor es que esto lo puedes aplicar en tu vida diaria, al ir al supermercado y cargar las bolsas de lo que compraste, o al estar en la oficina; en fin, en cualquier parte.

Si eres capaz de darte cuenta de la actividad que estás realizando, entonces no batallarás para conocer qué títulos asignar al esfuerzo que tu cuerpo está sintiendo, y claro, siquiera se trata de que intentes engañarte a ti mismo, sino que sea un prueba de honestidad, o de lo contrario no vas a poder alcanzar tus metas.