Este Camaro de juguete es el más caro del mundo y vale lo mismo que 4 autos reales

0
190

Coleccionar coches de cacharro fue el pasatiempo de muchos varones cuando eran niños, pero nadie hubiera imaginado que uno de estos autos en miniatura llegara a tener un enorme precio actualmente.

Mientras que la gran mayoría de los coches de cachivache cuesta más o menos de 5 dólares, un hábil en estos coleccionables acaba de encontrar uno cuyo precio es cuatro veces decano que un automóvil de tamaño existente. Este Chevrolet Camaro a escalera es el Santo Eucaristía de Hot Wheels, la factoría de modelos a escalera de autos clásicos para apostar.

El perito en juguetes Joel Magee, a quien hemos manido como invitado específico en el programa El Precio de la Historia, es mejor conocido como The Toy Scout (El Explorador de Juguetes) y su pasión es coleccionar toda clase de objetos muy raros y valiosos.

Él encontró esta miniréplica de un Chevrolet Camaro, y al hacer un poco de investigación se dio cuenta de que fue fabricado como parte de la colección Redline entre 1968 y 1977. De este coche solamente se hicieron 16 unidades y este fue el prototipo de todos, poco que se nota por estar pintado con esmalte, un procedimiento usado para detectar imperfecciones en la pequeña carrocería.

Como es el único maniquí que ha sobrevivido al paso del tiempo, su valencia aumentó muchísimo. Su precio flagrante es de 100,000 dólares y solo para tener un punto de remisión baste asegurar que un auténtico Camaro contemporáneo cuesta 25,000 dólares. El utensilio vale cuatro veces más que un coche de verdad.

Aunque valga una fortuna, Joel no tiene pensado traicionar su pequeño hacienda de cuatro ruedas. Para él lo más importante fue la emoción de suceder antagónico un coche único en todo el mundo y a esa sensación es difícil ponerle un precio.

He coleccionado juguetes desde siempre y este Camaro es el Santo Cáliz de los coleccionables. Estoy más que emocionado de haberlo antagónico y agregarlo a mi vasta colección. Este ejemplar es tan extremadamente raro que solo hay un maniquí conocido y es este.

—Joel Magee, The Toy Scout

De entre todas las cosas que nos hicieron felices durante la infancia, quizá haya algún caudal de gran valencia que nadie más tiene en todo el mundo y que podría interesarle mucho a Rick, a Corey o a Chum.