Este es el auto diseñado por Akira Toriyama que cuesta una fortuna y es impresionante

0
54

Las obras de Akira Toriyama como Dragon Ball y Dr. Slump han llegado para quedarse en la civilización geek, pues el universo que se ve en ellas resulta asaz particular. Adicionalmente, los matices que nos presentan son únicos, solo baste memorar las casas, el idioma Namecc o los vehículos. Estos últimos son tan geniales que todos quisiéramos tener uno parecido. Más allá de un simple sueño, ahora es una sinceridad, pues adecuado a la popularidad de Dragon Ball, Akira fue contactado en diversas ocasiones para diseñar automóviles.

En una de estas ocasiones, la compañía Choro Q Motors contrató a Bird Studio, perteneciente a Akira Toriyama, para crear el único coche que ha aparecido directamente de su imaginación, el QVolt 2005.

Este atolondrado automóvil solo tiene un asiento. Encima, con su cacharros recargable es capaz de recorrer una distancia de 80 kilómetros y alcanzar una velocidad de hasta 30 kilómetros por hora. Desgraciadamente, solamente fueron fabricados nueve ejemplares, por lo que uno de ellos es muy costoso, cuesta mínimo más y cero menos que 19 mil dólares, claro, si es que alguno desea ponerlo en traspaso.

Akira se tomó dos abriles para diseñarlo, pues igualmente tenía mucho trabajo por hacer en su manga. Uno de estos autos se encuentra en el aparcamiento del diseñador y otro más en el portal de la legendaria editorial Shueisha, que se encarga de producir la revista Shōnen Jump, donde Akira publica Dragon Ball.

Me gusta sobre todo Qcar como coche pequeño. Para hacer de este un divertido coche para conducir, me tomé mi tiempo y diseñé durante un periodo de más de un año.

– Akira Toriyama

En una entrevista, el autor dijo que no es muy popular salir de su casa conduciendo el coche porque su diseño apasionamiento mucho la atención por el circunstancia en el que vive y no lo costal, ya que quiere evitar advertir pena, pero que sí lo conduce cuando nadie puede verlo.

Este coche es muy parecido al que el sensei diseñó para Gohan, que podemos ver en el segundo opening de Dragon Ball Z y que al mismo tiempo está inspirado en el KR175 de 1953, automóvil de manufactura alemana y que tiene la principal característica de que es solo para una persona y se desplaza con tres ruedas.

La verdad es un muy buen automóvil. Encima, todos los fanáticos del anime no dudarían en adquirirlo. Esperamos que en algún momento alguna empresa automotriz se tome la molestia de producir muchos más, pues cumple con todo lo necesario para promover la ecología. Por otra parte, sus dimensiones serían aprovechadas al mayor en las ciudades donde los embotellamientos de autos son el pan de cada día.