Este reloj está inspirado en la Estrella de la Muerte y puede ser tuyo por 150 000 dólares

0
41

Si eres fanático de Star Wars y todavía te gusta flagrar con un toque de elegancia, este increíble cronómetro inspirado en la Destino de la Asesinato es lo que estabas buscando, ya que se trata de una impresionante aposento de relojería con una maquinaria como la que hacía funcionar a la nave de Darth Vader y con un diseño único que te hará comprobar todo el poder del costado negro de la fuerza.

Kross Studio lanzó este bello cronómetro llamado Death Star Tourbillon, producto hecho por nueve exempleados de Romain Jerome Studios, quienes tuvieron que cerrar oportuno a que durante una parte de la pandemia pararon su trabajo y las ventas de artículos de fastuosidad bajaron considerablemente. Ahora son los líderes en Kross y su primera creación es este cronómetro para verdaderos fanáticos de Star Wars. Eso sí, fans con monises.

Kross se asoció con Lucasfilm para exhalar esta cuchitril de colección con el color bruno de Darth Vader y los detalles que nos llevan a la Fortuna de la Asesinato. Por si fuera poco, cuenta con un trozo del cristal “kyber”, que si recuerdas, se utilizó para atizar el centella mortal de la nave en Rogue One, lo que es poco que le encantará a cualquier fanático de la que es una de las sagas más populares de todos los tiempos.

Estos cristales eran transportados en contenedores especiales en la dinastía, así que para este cronómetro se diseñó una réplica hecha con aluminio y madera que en conjunto lleva 700 piezas pintadas a mano. Encima del cronómetro, recibirás tres correas y esta réplica del contenedor con espacio para otros nueve artículos coleccionables. Por si te lo estabas preguntando, el costo de esta maravilla es de 150 000 dólares.

El cronómetro está ensamblado en una saco de titanio y la correa principal es de piel de añojo, mientras que las otras dos son de resina. El mecanismo es de cuerda, que puedes activar con ordenanza pulsadores y una corona en forma de anillo. Adicionalmente, tiene una reserva de marcha de hasta cinco días. Las manecillas están unidas a una pantalla extranjero para dar la sensación de estar “orbitando” la estructura inferior.

Kross solamente puso a la cesión diez de estos relojes y cada uno lleva el número que le corresponde, como un detalle más de exclusividad. De acuerdo a la marca, este es solo el inicio, ya que tienen planeado difundir más productos exclusivos para coleccionistas, con el objetivo de que no sea un artículo como cualquiera, sino que sea parte de una “experiencia inmersiva” para los fanáticos.