EU avisa que se quedará sin fondos el 18 de octubre si no aumenta el límite de su endeudamiento

0
71

Oh, no, ¿y ahora quién podrá ayudarnos? Janet Yellen, la secretaria del Fisco de Estados Unidos, acaba de advertir en su testimonio frente al Congreso que Estados Unidos está por alcanzar su final de deuda externa y podría quedarse sin fondos en tres semanas, es proponer, el 18 de octubre.

De no tomar las medidas necesarias para ampliar los plazos de cuota o el techo de la deuda, Estados unidos podría quedarse sin fondos y por primera vez en su historia incumpliría un cuota, lo cual podría ser catastrófico para la posesiones tanto del país como del mundo, pues se perderían empleos, pensiones y los seguros sociales no podrían ser cubiertos.

El Fortuna quedaría con bienes muy limitados que se agotarían rápidamente. Es incierto si podremos seguir cumpliendo los compromisos de la nación luego de esa momento.

Yellen advirtió que si el Congreso no actúa en pro del aplazamiento de la deuda, la recesión económica será aún más dura. La secretaria del Caudal recuerda que cientos de miles de empleos y empresas se perdieron por la crisis desencadenadas por la pandemia de coronavirus, pero que la situación podría empeorar.

El margen de la deuda se alcanzó, por lo que los demócratas piden que se suspenda o se eleve, lo cual no causaría más gastos, sino simplemente permitiría que se financien los planes de recuperación financiera que Yellen y el gobierno de Joe Biden tratan de implementar para el rescate de la pertenencias.

Sin secuestro, los republicanos se han mostrado reacios a aprobar la suspensión o ampliación de la deuda, cosa que sí hicieron durante el gobierno de Donald Trump. Los prestamistas del país ya advirtieron que esto sería catastrófico y que si no se cumple con el cuota de la deuda, se afectaría la calidad crediticia de Estados Unidos.

De acuerdo con Moody’s Analytics, la no conciliación del Congreso le costaría seis millones de empleos a Estados Unidos, 15 billones de dólares a la riqueza de las familias del país y llevaría la tasa de desempleo a casi el nueve por ciento. Yellen dijo en comparecencia con el Congreso que:

Una retraso que ponga en tela de litigio la capacidad del gobierno federal para cumplir con sus obligaciones posiblemente cause un daño irreparable a la finanzas de Estados Unidos y a los mercados financieros globales.

Los analistas de distintos medios hablan de un intención de estanflación que podría agudizarse, es opinar, estancamiento e inflación económica adecuado a las tensiones económicas por la pelea energética internacional. La deuda de EE. UU. asciende a 28 billones de dólares y es el tope que debe ampliarse para que los créditos mundiales no se vean afectados, pues de ser así, nos perjudicaría a todos. Si a Estados Unidos le cuesta más entrar a un préstamo, entonces a nosotros todavía nos costaría más lograr a uno. O sea, pagaríamos mucho más.