Ex ministro de Hacienda del primer gobierno de Bachelet: “Pasé algunos momentos desagradables”

0
224

“Pasé algunos momentos desagradables, pues la pega de ministro de Hacienda es bastante ingrata y por eso celebro que el ministro Rodrigo Valdés esté haciendo su mejor esfuerzo en su puesto”, sostuvo Andrés Velasco, ex ministro de Hacienda del primer gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet.

En entrevista con Radiodifusión Agricultura, el líder de Ciudadanos entregó su apoyo al dirigente de la billetera fiscal, quien hoy se encuentra en el centro de la notificación luego que surgieran rumores en torno a su posible renuncia como protesta a la valentía tomada por el Comité de Ministros que rechazó la aprobación al plan minero portuario Dominga y a las últimas declaraciones de la Presidenta Michelle Bachelet, donde le quitó el adoquinado apoyando al titular de Medio Animación, Marcelo Mena.

“En esto se tiende a sobre interpretar un poco. No tengo claro qué tanto le quitaron el piso al ministro Valdés, pero claro está que para un ministro de Hacienda, trabajar en un lugar tan desordenado, con una coalición que se está quebrando con un populismo grande, eso es ingrato y difícil”, indicó Velasco.

“No tengo la más mínima idea si Rodrigo Valdés va a renunciar y obvio que hay antecedentes que no están en la luz pública y quién sabe lo que se dice dentro de La Moneda, quiero aclarar que yo estuve en ese lugar y había cosas que no salían afuera. Un ministro puede servir al país cuando esté cómodo para hacer su pega y si no están esas condiciones, tiene la libertad de irse”, agregó.

Para el candidato a senador, “este episodio nos deja dos lecciones, primero el Comité de Ministros es un pésimo sistema, porque existe la ficción que los Seremis en la primera ronda y los ministros después puedan actuar y tomar decisiones sin presiones políticas y eso es una ficción total. Segundo, yo sospecho que el comentario de Rodrigo Valdés iba más allá que este episodio en particular, pues en la izquierda se piensa que el Estado debe hacer todo y la gente de Derecha cree que el mercado lo hace todo sin ningún tipo de política. Al final, los que pagan el pato son los ciudadanos”.

En esa recta, deslizó una crítica al gobierno de Michelle Bachelet: “Lo que está en juego aquí no es un proyecto, sino la capacidad de un Gobierno para conducir un país. Las peleas entre ministros son una mala idea y pasó cuando me agarré de las mechas con el ministro Andrade y con varios otros. Eso tiene que ver con cierto desorden al interior de los gabinetes. Esas discusiones son a puertas cerradas y no por los diarios”.

“Tras todo lo que se ha visto, el legado de este actual gobierno va a dejar mucho que desear”, concluyó.