Fallo ordena pago de mil millones de pesos a familia de ingeniero que murió en el accidente aéreo en Juan Fernández

0
593

EL 30 Judicatura Civil de Santiago ordenó el cuota de una indemnización de mil millones de pesos a la clan del ingeniero y ex coordinador de Desafío Levantemos Pimiento, Joaquín Arnolds, quien fue una de las 21 víctimas fatales del incidente que sufrió un avión CASA 212 de la Fuerza Aérea de Pimiento (FACh) cuando intentaba aterrizar en el aeropuerto de Juan Fernández el 2 de septiembre de 2011.

Según informó Radiodifusión Bío Bío, esta es la primera demanda que acoge la neutralidad que fue presentada por familiares de los fallecidos en la tragedia.

La resolución de primera instancia establece que el fisco debe remunerar 20 millones a cada uno de los miembros del montón conocido de Arnolds (quien tenía 40 abriles) y que correspsonden a sus hijos Agustín, Josefa, Vicente y Matilde, y a su viuda Macarena Schuster, y asimismo debe hacerse cargo de las costas del cordura e intereses reajustados al IPC, contando desde la término del contratiempo.

“Su cónyuge y sus cuatro hijos menores, son quienes podrían dimensionar verdadera profundidad y extensión de su aflicción, siendo la indemnización sólo una forma de mitigar o aliviar lo irremediable”, dice el laudo, que igualmente concluye que la tragedia se debió a que “la tripulación al mando del avión CASA 212 no dio cumplimiento a la reglamentación válido (…) para resguardar la seguridad y eficiencia de un revoloteo”.

Asimismo, hace extensiva la responsabilidad al suspensión mando de la Fuerza Aérea, “y a su función gestora y fiscalizadora, al no suceder supervisado ni revisado con la misma minuciosidad la planificación del revoloteo del día 2 de septiembre de 2011 del Casa 212, en cuanto, peso, cálculo de combustible y autonomía, en razón de tratarse de un revoloteo con punto de no retorno y poseer suficiente un Plan de revoloteo deficiente, incorrecto e impreciso”.

En la tragedia perdieron la vida los integrantes de un equipo de TVN -incluido el animador Felipe Camiroaga-, representates del Tarea de Civilización, efectivos y profesionales de la FACh, y el en ese entonces líder de Desafío Levantemos Pimiento, Felipe Cubillos, adicionalmente de otros miembros de esa entidad y deportistas que viajaban a la isla Robinson Crusoe.