Farmacias independientes acusan “doble estándar” del ISP en relación a la regulación, control y fiscalización a la cadena de comercialización de medicamentos

0
116

A través de un comunicado, farmacias independientes alertan sobre el peligroso doble en serie del Instituto de Salubridad Pública (ISP)  en relación a la regulación, control y fiscalización a la prisión de comercialización de medicamentos en canales fuera de las farmacias a manos del retail, lo que según se indica en el escrito, “pone en inminente riesgo a la Salud Pública y vulnera el espíritu de la ley que rige a la dispensación farmacéutica”.

“El Gobierno, a través del decreto 58 de venta electrónica de medicamentos, busca liberalizar irresponsablemente y con un afán netamente económico que no se condice con el resguardo de la salud pública, la participación de actores no regulados sanitariamente en la dispensación farmacéutica, tales como empresas del retail electrónico y de despacho a domicilio”, explican.

Con respecto al decreto, sostienen que éste “no garantiza un apropiado control sanitario y expone a la población a riesgos graves en relación a la correcta preservación de medicamentos, su manipulación, conservación y fármaco vigilancia”.

Encima, las farmacias hicieron hincapié en que en tiempos de pandemia es “fundamental que el despacho a domicilio de medicamentos sea efectuado por una farmacia establecida y conocida, que garantiza efectivamente estos aspectos a los pacientes”.

“El ISP no cuenta con un marco regulatorio sanitario apropiado que certifique y autorice explícitamente a los intermediarios de una farmacia establecida, con el mismo rigor que impone a las farmacias, hoy. Tampoco, mecanismos para vigilar la cadena total hasta la entrega del medicamento al paciente, en su domicilio”, agregan.

En este sentido, puntualizaron que “uno de los aspectos quizá más grave, es que estos actores ya están operando a vista y paciencia de todos sin contar con autorización expresa del Instituto de Salud Pública. No reconociendo el arduo trabajo de los profesionales de farmacias, en sus locales, más en esta situación de extremo estrés generada por la pandemia”.

“En relación a ello, el doble estándar del rol del ISP ha sido preocupante. Durante el año 2019, inició una campaña mediática sin precedentes en relación a la fiscalización de las farmacias establecidas y por otra parte, permite la operación e commerce sin contar con autorización sanitaria expresa para su funcionamiento”, detallan.

Finalmente, las farmacias independientes le exigen a la autoridad sanitaria “pronunciarse públicamente sobre aquello y transparentar los procedimientos para vigilar sanitariamente la intermediación. Y clarificar a la población en su conjunto, los permisos de funcionamiento que ha otorgado”.

Revise el comunicado completo aquí.