Feminazis reclaman que el hombre que se masturba está haciendo “violación telepática”

0
542

Ahora todo es acoso y las feminazis del mundo se unen para demandar a los hombres que la masturbación es una violación telepática.

El feminismo logró grandes victorias en el siglo XX, pero desde hace un tiempo para acá toda esa filosofía de la igualdad de mercaderías se ha retorcido congruo. Mientras que hay mujeres luchando porque hombres y mujeres tengan un salario equitativo y las mismas oportunidades de éxito crematístico y gremial, otras féminas se encargan de pensar en los argumentos más ridículos contra el machismo.

Y es que a posteriori de que comenzaron a salir a la luz las protestas de grandes celebridades de Hollywood contra el acoso sexual, las feministas han utilizado para convertir cualquier cosa en una “acción machista del heteropatriarcado opresor”. Un hombre ya no puede ni siquiera decirle adiós a una mujer, ni siquiera salvarle la vida sin que le reclamen que la está acosando.

Claro que cuando se trata de demostrar a los hombres, cualquier cosa sirve. Pero esta vez las feminazis dieron un paso muy exagerado y comenzaron a compartir en Twitter el colmo de los peores argumentos. Según ellas, cuando un hombre se dedica al sano placer de masturbarse, está cometiendo una violación telepática.

Acepto eso pero cuando un hombre se masturba pensando en una mujer que conoce en la vida positivo sin su consentimiento, eso es violación telepática. Es enfermizo. Incluso afecta a la víctima aunque no se de cuenta pero disminuye su energía.

Según el feminismo del 2018, un hombre no le pide permiso a una mujer para tocarse pensando en ella. Y como no existe un consentimiento por parte de la mujer en cuestión, ella está siendo violada con el pensamiento y eso disminuye su energía.

Por supuesto que no dicen absolutamente nulo acerca de lo que pasa cuando una mujer se toca pensando en un hombre y eso es parte de la incómoda doble honesto que suelen manejar las ultradefensoras de las axilas sin depilar.

La policía del pensamiento todavía no es una institución, pero ya es una efectividad y sus oficiales son las feminazis. Pero no se preocupen varones, esto tiene una sencilla decisión: la próxima vez que estén pensando en una chica, antiguamente de que comience el ritual del chistoso, piensen que le piden permiso para pensar en ella y ella les dice que sí.