FIFA reconoce a japoneses en el Mundial por su educación y lo que hicieron por los demás

0
106

Mientras que algunos aficionados y hasta jugadores alimentan el desorden en las ciudades y estadios donde se llevan a parte los partidos del Mundial de Rusia, los japoneses se han comportado como parentela civilizada de verdad, con gestos que han sorprendido a todo mundo.

Y esto no solo ha sucedido en Rusia, sino que los desmanes se han extendido hasta los países contendientes, ya sea para “celebrar” la trofeo o “sufrir” por la derrota, con faltas de respeto, insultos, agresiones, ignición de banderas de otros países, entre otras acciones.

O los mexicanos que hicieron esto en su propio país:

Pero una cosa muy distinta son los japoneses, quienes a pesar de estar felices por favor pasado a la ronda de octavos, y luego muy tristes al ser eliminados por Bélgica luego de ir ganando por 2-0, no desbordaron su pasión y demostraron que son personas responsables y con mucha educación.

Los aficionados en cada partido, ganando o perdiendo, al final recogían la basura en el estadio, no solo la de ellos sino la de los hinchas del otro equipo:

Priscilla Janssens, representante de la FIFA en Rostov, donde la selección japonesa fue eliminada, se quedó sorprendida al ver los vestidores de los jugadores de Japón, pues al ser compartidas las imágenes todos nos sorprendimos y, la verdad, aplaudimos su conducta:

Priscilla comentó:

Este es el vestidor japonés posteriormente de perder contra Bélgica en el minuto 94. Le dieron las gracias a su propensión en el estadio, limpiaron todo (banquillo y vestidor) y hablaron con los medios. Adicionalmente, dejaron una nota con un “gracias” escrito en ruso. ¡Qué ejemplo para todos los equipos! ¡Ha sido un privilegio trabajar con ustedes!

Saludo japonés

No cerca de duda de que nos llevan abriles de delantera, pero al menos algunos ya han empezado a tomar el ejemplo, como los mexicanos, quienes a posteriori de varias equivocaciones incluso se pusieron a guardar la basura:

La pasatiempo de Senegal incluso hizo lo propio, y ojalá que esto se extienda por todo el mundo como una costumbre de todos los fans para hacer un mejor futbol, y a los jugadores que igualmente aseen sus vestidores y, sobre todo, sean limpios en la cancha.