Fingió estar inconsciente para escapar de la policía, pero despertó al oler arroz con curry y carne

0
43

Con tal de escapar de la policía y no contestar por sus actos, algunos son capaces de hacer casi cualquier cosa y en ocasiones funciona, siempre y cuando no seas traicionado por el penuria, como le sucedió a un hombre en la provincia china de Hubei, quien ideó un plan para evitar ser interrogado. Todo iba perfectamente hasta que tuvo cerca un humeante y delicioso plato de arroz con curry y carne, su platillo preferido, y su plan se fue por la borde.

Luego de ser detenido, este hombre, a quien no se ha podido identificar, iba a ser interrogado por las autoridades. Tal vez pensó que se iba a poner muy nervioso y terminaría aceptando el delito, del cual no tenemos detalles, o acertadamente, denunciando a sus cómplices, por lo que fingió un desmayo. Al ver el estado en el que se encontraba, los oficiales de policía no tuvieron más remedio que llevarlo a un hospital porque “no reaccionaba”. A pesar de las pruebas realizadas, los médicos no sabían qué era lo que estaba pasando.

Este hombre estuvo “inconsciente” durante tres días, pero a pesar de que el personal del hospital había intentado prácticamente todo, no lograron que “despertara”. Sin confiscación, el oficial que en ese momento lo estaba vigilando en el hospital, llegó a la habitación y se sentó a un costado de la cama para manducar su plato de arroz, preparado con curry y carne de res, por lo que el olor empezó a impregnar todo el punto.

Al curiosear este delicioso efluvio, el hombre “despertó”. Sin requisa, más tarde reconoció que estaba fingiendo. El hombre admitió que ya tenía tres días sin ingerir y su estómago no podía soportarlo más, así que no tuvo más remedio que terminar su función. Ahora tendrá que contestar por el delito que se le investigaba y todavía por tratar de engañar a las autoridades, aunque no se puede desmentir que fue ingenioso y, bueno, aguantó hasta donde pudo.