Fiscal Abbott enciende la pradera tras endosar a empresarios responsabilidad por quema de camiones

0
235

“Pienso que los empresarios tienen una responsabilidad importante en la custodia de sus bienes, particularmente cuando estamos en una zona donde sabemos el nivel de riesgo que existe”, fueron algunas de las declaraciones que lanzó este lunes el fiscal doméstico, Jorge Abbott, sobre el ataque incendiario perpetrado en las últimas horas que convirtió en chatarra 29 camiones forestales de la empresa Sotraser en la comuna de San José de la Mariquina, en la Región de Los Ríos.

Acullá de aquietar las aguas, los dichos del mayor representante del Servicio Conocido no tardaron más que despertar la indignación del cofradía de los transportistas, de los propios afectados y del diputado por la zona Gonzalo Fuenzalida (RN), quien no dudó en calificarlo de “caradura”.

“El fiscal nacional es un caradura. No puede pretender que las empresas de transportes de transportes u otras empresas que son víctimas de estos atentados terroristas cuenten con guardias armados para defenderse. En primer lugar porque la ley no lo permite, y en segundo lugar porque es él quien, de manera ineficienciente, no ha sido capaz de que el Ministerio Público y los fiscales den con estas células terroristas que están operando en la zona hace muchos años y han provocado cientos de estos antentados terroristas a empresas forestales, a empresas de transporte, a iglesias y lugares de culto religioso”, dijo el parlamentario.

E insistió: “hoy día pretender echarle la culpa a los privados por no tomar las medidas, yo creo que hay que ser muy caradura”.

En la misma renglón, Claudio Troncoso, apoderado universal de Sotraser, firma propietaria de los vehículos que fueron arrasados por las llamas tras la influencia de encapuchados -quien calculó las pérdidas en en torno a de US$6 millones-, manifestó esta tarde en una revelación pública que “lamentamos las declaraciones de la autoridad responsabilizando a las empresa por no tener mayor protección. Nuestro foco está en el desarrollo económico y social de Chile”.

“Mantener la seguridad y paz de los chilenos es tarea del Estado”, enfatizó el ejecutor.

Los dichos de Abbott todavía irritaron al dirigente del agrupación de los Camioneros del Sur, José Villagrán, quien en declaraciones consignadas por Radiodifusión Bío Bío, afirmó, refiriéndose a los fiscales, que “son ellos quienes tienen en custodia sus bienes, más aún en una zona donde se saben los riesgos que se corren”.

Crítica al Estado

Las declaraciones de Abbott en cierta medida empañaron la celeridad del gobierno para enredar este hecho, y que se materializó temprano con la valentía de la Presidenta Michelle Bachelet de despachar a la zona al subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, quien esta tarde encabezará un Comité Policial en dependencias de la Intendencia de Los Ríos, que contará con la presencia de jefes policiales y de los fiscales de la zona.

“Vamos a combatir la violencia, no vamos a tolerar que grupos minoritarios que no valoran el diálogo echen por tierra el gran esfuerzo que todos los actores de las regiones del sur están haciendo para promover el desarrollo y superar la exclusión”, sostuvo la mandataria.

Por la mañana el pripio Aleuy explicó que el objetivo de ese choque es “evaluar el conjunto de medidas que tomaremos, no solo desde el punto de vista policial, sino que además las medidas judiciales que podamos tomar (…) Adicionalmente, el ministro del Interior se reunirá con el fiscal nacional para poder articular de mejor manera las investigaciones judiciales con la labor policial que estamos desarrollando”.

El subsecretario, sin secuestro, es para el presidente doméstico de la Confederación Doméstico del Transporte de Carga de Pimiento (CNTC), Sergio Pérez, “el gran responsable de los atentados en La Araucanía y los robos que ocurren en la zona central a los camioneros”.

“El gobierno de la Presidenta Bachelet tiene un grave complejo ideológico para enfrentar el terrorismo y la delincuencia en el país. Mientras crean que estos flagelos obedecen a un fenómeno sociológico y no a una escalada terrorista y delictual, nos seguirán quemando camiones frente a los ojos cómplices de La Moneda”, manifestó el dirigente corporativo.