Fiscal nacional: "Necesitamos una ley antiterrorista moderna"

0
495
loading...
loading...

El fiscal doméstico, Jorge Abbott se refirió en El Mercurio a los recientes casos de colusión y declaró que “del punto de perspicacia nuestro es extremadamente importante lo que ocurre cuando se comete un delito de colusión, porque en esta ni siquiera se toma el peligro que corre a veces el delincuente popular y se abusa de la confianza”.

Sobre estos casos, el persecutor se refirió todavía al papel que juega el Ocupación Notorio y aseguró que “el órgano que debería ser el titular de la acción penal es el órgano constitucional llamado a representar el interés público en la persecución penal, y ese es el ministerio público”. “El ideal es una alianza entre la Fiscalía Nacional Económica y el Ministerio Público”, enfatizó. 

Respecto del principio de acto en estos delitos que ha sido planteado en el Congreso por las autoridades del organismo, Abbott asegura que “perdimos no más” y agrega que “no hemos renunciado a algún día volver al estado que nosotros pensamos es el natural: que el Ministerio Público sea el titular de la acción penal en este tipo de delitos”.

Ley antiterrorista

El fiscal doméstico incluso se refirió a los recientes hechos que han sido asociados con acciones terroristas en el país y señaló que “necesitamos una ley antiterrorista moderna y que se discuta dejando atrás los prejuicios”.

Respecto de esa modernización, Abbott señala que una de las principales carencias es “la falta de técnicas especiales de investigación como agentes encubiertos, informantes, técnicas que tiene hoy día la ley de drogas, y no solo esa ley. Es un contrasentido que tengamos más herramientas para investigar una receptación que para investigar un atentado terrorista”. 

El persecutor fue enfático respecto de las voces que critican la existencia de este tipo de leyes. “Me parece un profundo error. El terrorismo existe y se manifiesta en términos muy dramáticos en otros lugares del mundo y Pimiento tiene que tener un cuerpo normativo que permita invesitigar adecuadamente este tipo de delito”, señaló.

Finalmente, el fiscal señaló que no estaba de acuerdo con las declaraciones del abogado en la corte de Temuco, donde aseguró que la autoridad religiosa tenía una condición diferente y que debía ser vigilada de forma distinta.

“En Pimiento no hay personas privilegiadas. Existe la igualdad delante la ley. Todos debemos reponer de igual forma frente a la ley”, señaló.

Nuevo plan táctico de la fiscalía: “vamos a tener un contacto muchísimo decano con la víctima”

El fiscal doméstico todavía habló sobre el plan decisivo que tendrá la institución durante los próximos siete abriles y aseguró que está centrada “en priorizar la atención de las víctimas, ese es el gran desafío que tenemos por delante, la deuda histórica que ha tenido la institución”.

Respecto de lo inicial, el fiscal precisó que “vamos a tener un contacto muchísimo veterano con la víctima, tanto en términos de número, como de las personas que la contacten. Este año hemos puesto como meta a abogados y fiscales asistentes que un porcentaje de las declaraciones sean tomadas por los propios fiscales”.

La última investigación GFK Adimark señaló que un 67% de los encuestados decía estar insatisfecho con el trabajo del Ocupación Manifiesto. Sobre esto, la autoridad señaló que la deficiencia está en que la institución no toma contacto con las víctimas en la mayoría de los casos y aseguró la idea del plan “es cambiar los procesos de modo tal que desde el primer momento pueda existir esa relación con la víctima”.

La máxima autoridad de la institución persecutora todavía reconoció que la desatiendo de contacto se daba principalmente por la gran cantidad de denuncias recibidas, por lo que “se fijaron procedimientos que estaban fundamentalmente destinados a manejar cartera de delitos, para manejarlas en un stock, por decirlo así, regular. Esto incentivaba formas de término. Hoy lo que estamos haciendo es cambiar esa razonamiento: tratar de investigar fundamentalmente para esclarecer las causas”.

Otro de los desafíos que expuso el fiscal doméstico es la forma en que se investigan los delitos, ya que actualmente la información llega desde las policías y con esta se toman decisiones procesales. “Lo que queremos cambiar es complementar la información de las policías con la relación directa de los fiscales y los abogados asistentes con las víctimas, de modo de recabar una mayor información y poder dar una mejor solución al conflicto penal”.

Unos de los delitos que más resonancia provoca en la ciudadanía son los relacionados con robos y muchas de estas causas son cerradas sin ningún contacto con las víctimas. Lo inicial es considerado por el persecutor como poco que “no es razonable”.

“Lo que ha ocurrido históricamente es que la información que nos llega a través de la denuncia no tiene ningún dato que permita tomar alguna valentía de investigación; si yo tomo solo esa información, va a resistir a que se tome la atrevimiento de archivo sin más trámite”.

Respecto de los delitos contra la propiedad donde el imputado es desconocido, el fiscal reconoce que “tenemos una deuda importante”, ya que existe una tasa de archivo muy reincorporación que “si aceptablemente es cierto, no es posible aspirar a disminuirla significativamente. Si hay espacios para mejorar, por ejemplo, a través de las unidades de observación criminal”.

Otro de los fundamentos que participan en la atención de los delitos, es la batalla de personal de Carabineros y la PDI, entre los que Abbott reconoce que hay un categoría de celo. “Es un tema que no ha sido posible exceder hasta ahora. Si tuviéramos policías que pudieran representar colaborativamente entre ellas, facilitaría el trabajo“, indica. 

Te puede interesar:

Ministerio Público: Tasa de archivo del sistema judicial bordea el 60%

Fuente:T13.cl

loading...