Ford y Volkswagen se unen para desarrollar tecnología de vehículos eléctricos con autopiloto

0
286

Los tiempos actuales de competencia feroz requieren hacer alianzas estratégicas entre marcas, si es que quieren estar a la vanguardia en el mercado, así que algunas uniones que anteriormente parecían impensables, ahora las estamos viendo.

La industria automotriz está cambiando, y por eso Ford y Volkswagen, empresas clásicas en este ramo, decidieron conjuntar esfuerzos para desarrollar vehículos que tengan conducción autónoma y sean eléctricos, que es a donde apunta el futuro.

El acuerdo será para asociarse en cuanto a crecimiento de tecnología que se aplicará a los vehículos; no quiere proponer que se fusionarán para crear modelos compartidos, solamente algunos componentes, como el sistema de comestibles mediante electricidad y el mecanismo que permite al automóvil conducirse de forma cibernética.

Jim Hackett, director ejecutor de Ford, señaló:

Ford y Volkswagen siguen siendo independientes y ferozmente competitivos en el mercado, pero una asociación y el trabajo en Argo AI en esta importante tecnología nos permite ofrecer una capacidad, escalera y talento geográfico inigualables.

Volkswagen invertirá, a forma de financiamiento, 1,000 millones de dólares en Argos AI, que es el socio en el ampliación de vehículos autónomos de Ford, adicionalmente de proporcionarles la pelotón de conducción autónoma que ya han utilizado en los modelos de Audi, que tiene un valencia de 1,600 millones de dólares.

Esta parece ser una medida necesaria para Ford, quien en los últimos abriles no ha eminente en ventas, con cierres de varias plantas y despido de empleados en Europa, donde no logra consolidarse.

Esto no es de asombrar, ya que Nissan y Renault, así como PSA y Citroën, tienen alianzas de este tipo, y para VW representar ampliar sus horizontes para el futuro, porque a la plazo llevan cerca de 34,000 millones invertidos en el mejora de autos con emanación cero, y en la tecnología para autoconducción.

A través de esta sociedad, Ford planea propalar al menos un coche eléctrico para 2023 en el mercado europeo, con la expectativa de traicionar 600,000 unidades, adicionalmente de reorganizar algunas cuestiones, como dejar de producir sedanes en Estados Unidos, que se venden poco, y traicionar más autos comerciales en Europa, así como cambiar en el avance de camionetas eléctricas.

La expectativa es buena para ambas empresas, puesto que Ford está sólida en Estados Unidos y Volkswagen es líder en Europa, y sobre todo, con musculoso presencia en China, por lo que se exploran otras áreas en las que puedan colaborar, sin que esto implique una fusión de haber, para que sigan autónomas.