Fotografías de animales extintos que nos permiten disfrutar de su rareza hoy.

0
316

Continuamos sin querer entender el daño tan conspicuo que hacemos al medio ámbito y a las especies animales con nuestras acciones, hoy en día, son muchas las que lamentablemente están extintas, pero no nos lamentamos de ello hasta que ya no hay falta por hacer.

Greenpeace y WWF (World Wild Foundation for Nature), son asociaciones no gubernamentales que constantemente están alertando sobre los graves peligros que corren las especies animales, sin incautación, muchos continúan con la idea de que ¨no pasa cero¨ mientras seguimos acabando con el patrimonio natural de nuestra Tierra y como lo hemos dicho anteriormente, la conciencia se hace cuando la desgracia ya ha ocurrido, tal como los siguientes animales que hoy desafortunadamente solo podemos apreciar en fotografías.

Lamentablemente las siguientes imágenes es lo único que nos queda de estos animales que hoy están extintos:

La Quagga:

Su desaparición de la Tierra fue en 1878, habitaba en Sudáfrica y la Provincia del Lengua. Subespecie de la cebra que tenía la particularidad de tener el pelaje de un color rojizo uniforme y las patas blancas.

Los colonos ingleses fueron quienes acabaron con esta especie, los ejemplares fueron sacrificados para utilizar su hábitat natural para los animales domésticos.

Esta especie incluso pretende recuperarse con los avances de la biología, incluso se sabe que se encuentra en su villa gestación puesto que la primera clonación fue en 1987.

Rinoceronte Frito Occidental:

Era una rara subespecie del Rinoceronte Enfadado que podía venir unos 1.300 kilos y calcular 3.8 metros de desprendido por 1.60 de parada. Su hábitat solía ser la sabana centro-occidental africana, Camerún, Tanzania, Kenia, Etiopía pero desafortunadamente el motivo de su desaparición fue  la caza furtiva.

En Vietnam y China, este animal era muy valioso pues su cuerno era empleado en la medicina tradicional, ya que se creía tenía poderes curativos en algunas enfermedades, algunas de ellas era el cáncer y la impotencia, el kilo de este se pagaba hasta por 50.000 dólares y aun cuando no existe ningún registro de que esta información sea verdadera, la creencia fue aumentando a medida que hubo veterano demanda y entonces recurrieron al comercio ilegal.

Fue en el 2006 que este animal fue evidente oficialmente difunto por la IUCN, Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza lo declaró oficialmente difunto.

Tigre de Caspio:

Este animal difunto en 1970 habitaba en las regiones del suroeste del Mar Caspio, desde Turquía e Irán hasta el desierto de Takla Makan en Xinjiang (China), considerado uno de los felinos más grandes de la historia en conjunto con el de Cohete y el Tigre Siberiano. Su peso era de aproximadamente 240 kilos y podría demorar a calibrar hasta 270 centímetros.

El motivo de su cese lamentablemente todavía fue la caza pues poseía un precioso pelaje en colores tierra vivos y características rayas de color irritado brillante, incluso hasta los militares organizaban grandes cacerías con el pretexto de bañar la zona de ¨predadores¨ cercanas a las zonas de cultivo, mismas que cada vez eran más grandes y finalmente terminaron por zanjar con ellos por completo.

Actualmente existe un esquema que pretende recuperarlo a través del ADN del Tigre de Amur, pero por desgracia, aun no encuentran el oficio en donde podría habitar esta especie puesto que requieren un dominio de 5.000 km2, en donde haya suficientes presas para su víveres.

¿Qué estamos esperando para reaccionar? ¿Azar perder todas las especies? Estamos cometiendo un trascendental error y es momento de tomar conciencia de nuestras acciones, baste de nuestro egoísmo y de suponer, baste de pensar que ¨no pasa falta¨.

No olvides seguir apoyando nuestra página con un like y compartir con tus amigos este artículo, necesitamos fomentar conciencia en todos ¡ayúdanos!

Fuente consultada: supercurioso

Imágenes: Wikipedia, Frank Haes.

 

La entrada Fotografías de animales extintos que nos permiten disfrutar de su irregularidad hoy. se publicó primero en Porque no se me ocurrió antaño.