¿Fue realmente México el origen del emblemático peinado de la princesa Leia en "Star Wars"?

0
640
loading...
loading...

Son un ícono inconfundible.

Cuando los fanáticos de la Exterminio de las Galaxias comenzaron a inundar las redes sociales con mensajes de duelo por el fallecimiento el martes de la actriz Carrie Fisher, quien interpretó en la dinastía al inolvidable personaje de la Princesa Leia, una imagen se repetía continuamente: fotos de niñas pequeñas que sonreían a la cámara mientras lucían en su melena dos perfectos “rollos de canela”.

Las pequeñas usaban el mismo peinado que popularizó Fisher con el personaje al que interpretó a los 19 abriles de etapa.

Aunque la actriz luego hizo muchas más cosas en su carrera, la Princesa Leia y su inconfundible peinado llegaron a convertirse en la imagen por la que la reconocerían en todo el mundo.

En 2014, Fisher le dijo a la revista Time Out: “Yo soy Leia y Leia soy yo. Estamos empalmadas porque mi vida ha sido como la de una caricatura o superhéroe. A mi edad, sería ridículo si yo tuviera problemas con ese hecho”.

Pero, ¿qué hay de ese estilo de peinado tan particular, que sólo apareció en la primera película, y que ha inspirado las imaginaciones de tantos durante los abriles? Y, ¿de dónde salió?

De acuerdo a Brandon Alinger, el autor de “El vestuario de Star Wars: La trilogía original”, los rollos ni siquiera aparecen en nadie de los dibujos conceptuales hechos para el personaje de Leia en preparación para el rodaje.

En entrevistas posteriores, el creador de Star Wars, George Lucas, dijo que había explorado a las mujeres de la Revolución Mexicana o “soldaderas”, que se unieron al asonada popular a comienzos del siglo XX.

“Me incliné hacia un estilo de mujer revolucionaria suroccidental a la Pancho Villa, que es precisamente eso. Los rollos son básicamente de principios de siglo en México”, dijo Lucas a la revista Time en 2002.

Tiene sentido explorar ese género de mujeres cuando se trata de crear un personaje muy distante de la tradicional princesa esperando que la rescaten.

“George no quería una doncella en apuros, no quería la princesa estereotípica. Quería una luchadora, quería a alguien independiente”, explicó Fisher a la BBC en 1977.

Pero hay un problema con la afirmación de Lucas. Las mujeres revolucionarias mexicana no son conocidas por sus peinados o, por lo menos, no este tipo de peinados.

“Así como me gustaría decir que el peinado de la princesa Leia estuvo basado en las ‘soldaderas’ de la Revolución Mexicana, seguramente ese no fue el caso”, comentó a la BBC Tabea Linhard, autora de “Las intrépidas mujeres de la Revolución Mexicana y de la Guerra Civil Española”.

“Si le echas un vistazo a las fotos de esa época, verás mujeres con trenzas largas, algunas con sombreros y, de vez en cuando, se cubren el pelo con una mantilla.

Las condiciones en el campo de batalla eran duras y las labores de las mujeres incluían cargar suministros, cuidar de las evacuación de los hombres, servir de espías o contrabandistas: algunas asimismo participaron en la batalla”.

“Así que el peinado de Leia seguramente no era una opción conveniente”.

Sin confiscación, el estilo sí parece tener raíces en la historia norteamericana.

Kendra Van Cleave, de Frock Flicks, un sitio internet que examina la exactitud de los vestuarios de películas históricas, dijo a la BBC que, mientras ese tipo de moños o rollos fueron la moda en la Europa medieval, la inspiración “más obvia” es el estilo de “flor de calabacín” de las mujeres de la tribu hopi, en Arizona.

Señaló que: “Consiste de dos arreglos laterales que no son moños efectivamente, son más como asas de pelo.

“El mechones tiene una guión en el centro, luego se enrolla en torno a un curvatura de madera en forma de U. El pelo se enrolla siguiendo una figura de 8, amarrado en la fracción y estirado alrededor de fuera para crear dos semicírculos.

“Este estilo de peinado se difundió mucho más a comienzos del siglo XX gracias a la fotografía”, indicó Van Cleave, añadiendo que gozó de un resurgimiento en los abriles 1920.

“Por supuesto que los abriles 1920 fueron una época en la que mujeres del hemisferio occidental estaban revolucionando los papeles tradicionales de mercaderías. Las mujeres en los abriles 20 en EE.UU. ganaron el derecho al voto y asistieron a la universidad, fueron empleadas en números sin precedentes”.

“Muchas de las mujeres artísticas y bohemias de los 1920 adoptaron modas ‘étnicas’ como una forma de manifestar su rechazo a lo convencional y, por ende, como una afirmación feminista”, destacó Van Cleave.

Pero, por supuesto, el estilo de las mujeres hopi es aludido.

Tanto, que probablemente ya era utilizado cuando Arizona todavía era parte de México, pues el estado solamente fue anexado oficialmente por EE.UU. en 1848.

 


Fuente:T13.cl

loading...