Fuerte “tirón de orejas” de la Contraloría al subsecretario Galli por declaraciones culpando a Provoste y Boric de la violencia del 18-0

0
35

No solo la ministra de Crecimiento Social, Karla Rubilar, se llevó un zarandeo de orejas de la Contraloría esta viaje. El espantajo fiscalizador todavía se pronunció sobre el caso del subsecretario del Interior Juan Francisco Galli, a raíz de un requerimiento por sus dichos culpando a los candidatos presidenciales de examen, Yasna Provoste y Gabriel Boric, por los hechos de violencia en la etapa de conmemoración del estallido social el pasado 18-O.

La Contraloría reaccionó tras una solicitud del dirigente de bancada de la DC, Gabriel Ascencio, quien pidió “investigar la abierta y descarada intervención electoral del subsecretario Galli”, argumentando que el funcionario de La Moneda habló en dicha oportunidad “como vocero de las candidaturas de su Gobierno, habló en contra de las candidaturas de Yasna Provoste y Gabriel Boric y los acusa de una determinada responsabilidad, lo que no corresponde”.

El subsecretario intentó defenderse, señalando que “con sus dichos no ha infringido las normas sobre probidad administrativa y apoliticidad, puesto que sus declaraciones se enmarcaron dentro del quehacer propio de la repartición que representa”, señala el documentación de Contraloría.

  • Revise la resolución de la Contraloría acá

En sus descargos, Galli añadió que “todas las personas a que aludió ostentan y desempeñan actualmente altos cargos públicos, siendo servidores que se encuentran sujetos a un nivel de crítica y escrutinio mayor, lo que supone un control intenso y permanente de su quehacer en la vida pública. Agrega que, en esencia, sus expresiones no son más que una simple reiteración de lo que ha sostenido sistemáticamente en el pasado”.

Pero el organismo de control le dio la razón al incentivo enemigo, señalando que pudo “advertir que, en los hechos, estas declaraciones pueden perjudicar las candidaturas antes mencionadas” y por ende “no procedió que en un contexto de campañas electorales el Subsecretario Galli Basili utilizara los temas de la seguridad pública interior y la mantención del orden público, para realizar críticas a una candidata al Congreso Nacional y a dos candidatos presidenciales”.

Por eso, la Contraloría estimó que “procede que dicha autoridad, en lo consecutivo, se abstenga de emitir declaraciones u opiniones con las características antiguamente puntualizadas, a fin de evitar situaciones como las analizadas».

Para el diputado acusador, Gabriel Ascencio, la  resolución representa un “rayado de cancha muy fuerte” para el subsecretario. “Espero que tenga la inteligencia suficiente como para entender que no puede continuar utilizando los recursos y posiciones que tiene en el Gobierno para hacer campaña contra los candidatos” de examen, dijo.

    • Revise la reacción del diputado Ascencio acá:

<