Funcionarios de Conaf denuncian que seremi de Agricultura votó a favor de Dominga pese a los informes internos que hicieron ver las “graves falencias” del proyecto

0
122

La aprobación por parte de la Comisión de Evaluación Ambiental (COEVA) de Coquimbo -por 11 votos a servicio y uno en contra- al plan minero portuario Dominga, ha generado un amplio rechazo en la ciudadanía, en la política y en el mundo ambientalista.

En ese contexto, un camarilla de 13 profesionales de la Corporación Doméstico Forestal (Conaf) manifestó mediante un comunicado que «fieles al mandato institucional de protección y resguardo del Patrimonio Ambiental de la Región, NUNCA nos hemos manifestado a patrocinio de este plan, puesto que los historial presentados no permiten apuntalar su sustentabilidad ambiental».

En la afirmación los funcionarios argumentan que «las medidas del proponente, no se hacen cargo de los pertenencias, características y circunstancias, en todas sus fases y partes, por lo que su ejecución, atenta contra la subsistencia de uno de los ecosistemas más diversos del mundo, como lo es el sistema integrado Reserva Doméstico Pingüino de Humboldt – Reserva Óleo Isla Choros Damas, que alberga al 80% de la población mundial de Pingüinos de Humboldt, al 90% de la población mundial de Yuncos, adicionalmente de otras especies, como ballenas, delfines, chungungos y aves costeras, así como formaciones vegetales relevantes como bosques nativos de preservación y el hábitat de cactáceas endémicas en peligro de acabamiento crítico».

Asimismo rechazaron los argumentos de la seremi de Agricultura, Rodrigo Órdenes Reyes, para aprobar el esquema condicionándolo «a medidas no evaluadas interiormente del proceso, a objeto de “otorgarle sustentabilidad ambiental” y en donde indica la décimo de CONAF interiormente de un sistema de Gobernanza, así como incluso a incrementar el conocimiento sobre tópicos específicos que debieran ocurrir sido incorporados por el titular adentro del proceso de evaluación, consideramos que tales utensilios son totalmente improcedentes y manifiestan un agradecimiento implícito a que el esquema en cuestión, NO es precisamente ambientalmente sustentable y, por el contrario, impacta irreversiblemente la viabilidad de las especies y ecosistemas en régimen de conservación ya que encima, ninguna de las medidas condicionantes propuestas, son equivalentes a la pérdida de multiplicidad biológica de la zona».

En esa recorrido, sostienen que los argumentos de la Seremi de Agricultura «quia estuvieron avalados por el cuerpo de profesionales de la institución, quienes en todo momento hicieron ver las graves falencias detectadas en el Estudio de Impacto Ambiental del Plan Dominga y que fueron plasmadas, en sendas comunicaciones internas y en todos los pronunciamientos institucionales disponibles en la carpeta digital de evaluación del Plan».

El plan Dominga fue rechazado en el 2017 por dos organismos: la Comisión de Evaluación Ambiental de Coquimbo y el Comité de Ministros del Servicio de Evaluación Ambiental. La razón: los riesgos que implicaba para el ecosistema marino de la zona. Pero en mayo de este año, se presentó un expediente de casación delante la Corte Suprema para invalidar la sentencia del Primer Tribunal Ambiental de Antofagasta, que ordenó una nueva votación del plan.

Sin bloqueo, la aprobación por parte de la COEVA no implica la construcción del plan, pues el próximo paso es la discusión en el Consejo de Ministros para la Sustentabilidad.

Con todo esto, las reacciones en contra de la valentía de la COEVA no han sido pocas, desde organizaciones ambientalistas y convencionales, hasta parlamentarios y candidatos presidenciales han poliedro a conocer su rechazo a este polémico plan de la empresa Andes Iron, ligada al patrón Carlos Delano, amigo del Presidente Sebastián Piñera y condenado por delitos tributarios en el situación del Caso Penta.

Dominga contempla una inversión de US$3.200 millones y consiste en la instalación de un plan portuario para la extirpación y exportación de hierro y cobre, con la creación de 10 mil puestos de trabajos directos y 25 mil adicionales.