Fundación Terram celebra dictamen de Contraloría que ordena al MMA a iniciar actualización de norma de termoeléctricas

0
134

La Contraloría Militar de la República ordenó al Servicio del Medio Condición (MMA), tras confirmar el 3 de febrero pasado, que la revisión de la Norma de Lanzamiento para Centrales Termoeléctricas (NECT) debió haberse iniciado en 2016.

Esta situación ya había sido advertida por la Fundación Terram, que en noviembre de 2017 emplazó al MMA a iniciar el proceso de revisión de la (NECT), y que había sido rechazada por la cartera.

Oportuno a ello, “el 21 de agosto de 2018, solicitamos a la Contraloría General de la República emitir un pronunciamiento respecto al cumplimiento por parte del MMA de su deber, tanto legal como reglamentario, de iniciar el proceso de actualización de la Norma de emisión para Centrales Termoeléctricas”, lo que finalmente fue confirmado por el entidad contralor el 3 de febrero pasado. “Contraloría nos ha dado la razón”, señaló Terram en un comunicado.

“Los contaminantes que emiten estas centrales han afectado principalmente la calidad de vida de los habitantes de las Zonas de Sacrificio que existen en Chile -Tocopilla, Mejillones, Huasco, Quintero-Puchuncaví y Coronel- y siguen al día de hoy afectando su salud y su ambiente de manera sistemática”, sostuvo la Fundación.

En la proclamación, explicaron que la Contraloría dio un plazo de 60 días para que el Empleo de Medio Concurrencia inicie el proceso de revisión, el cual -según Terram- es “aún más urgente que en 2017, cuando sugerimos por primera vez al Gobierno dar inicio a este asunto. Por lo tanto, exigimos al Ministerio dar la mayor urgencia a este tema que lleva casi cuatro años de retraso”.

Desde Terram igualmente esperan que este proceso de revisión “conlleve un corto plazo de duración, para que los habitantes de estos territorios cuenten con una normativa que en algo contribuya a proteger su calidad de vida en el mediano plazo”.

Finalmente, Terram exigió al MMA “que la revisión de la NECT no solo se realice en el más breve plazo, sino que todavía se ajuste a los parámetros de emisiones para termoeléctricas que posee la Unión Europea, a modo de alcanzar los estándares ambientales recomendados por la Estructura Mundial de la Salubridad para normas de calidad ambiental. Así lo enfatizamos en el Documentación “Termoelectricidad a carbón y las precarias normativas de emisión y calidad del aire en Chile” que emitimos delante el Examen Revista Universal de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en 2018 y que refleja la precaria situación de las normativas nacionales, una de las grandes deudas en materia de razón ambiental de nuestro país, así como en el “Informe Paralelo para el Comité de Derechos Sociales y Culturales Chile 2020” enviado recientemente a la ONU”.