General Martínez llegó a declarar en calidad de inculpado a oficina de ministra Romy Rutherford: «Siempre he estado tranquilo»

El común Ricardo Martínez llegó en horas de esta mañana hasta la oficina de la ministra en invitado, Romy Rutherford, para asegurar en calidad de inculpado en el ámbito de la investigación por fraude en el Ejército, en donde está siendo investigado por la arista «Pasajes y Fletes». A pesar de venir hasta el despacho de la ministra, el excomandante en patriarca de la institución castrense utilizó su derecho a eludir silencio.

Luego de una serie de intentos fallidos para que la explicación fuera en su domicilio, lo que fue rechazado por la jueza de la Corte Marcial y asimismo por la Corte Suprema, en donde se presentó hasta un solicitud delante el Tribunal Constitucional para frenar la entusiasmo, Martínez arribó a la oficina de Rutherford casi un mes a posteriori de la data original fijada para el 3 de marzo, momento en que no se presentó.

«Siempre he estado tranquilo. He dicho públicamente que nunca he estado sobre la ley, pero que siquiera debo estar debajo de la ley. Se ha hablado sobre mi patrimonio, mi patrimonio es seguro», comentó.

En la misma tendencia, Martínez continuó con los cuestionamientos respecto a las garantías procesales de la equidad marcial, la que no contempla que las declaraciones se hagan en presencia de un abogado defensor.

«Las garantías procesales que tienen hoy los militares activos o en retiro no son tales, porque por ejemplo no se nos está permitido poder testimoniar en compañía de un abogado, como hoy tienen el 99% de los chilenos», recriminó.

Su abogado defensor, Juan Carlos Manríquez, manifestó que el genera utilizó su derecho a cumplir silencio a la aplazamiento de que el Tribunal Constitucional se refiera al memorial presentado con aprieto a última hora, en donde sondeo que el Tribunal analice si las garantías procesales que se otorgan a Martínez son o no constitucionales, como lo es el determinar sin su defensa.

La idea, es que «se aplique igualitariamente la Constitución y los tratados», por lo que «las acciones exigen, desde el punto de tino constitucional, que se decida si esas normas pueden ser aplicadas o no» mientras que «se conocen con precisión y claridad cuáles son las conjeturas que se levantarían para citarlo y cuáles serían esas sospechas fundadas».

Cerca de destacar que en los primeros días de marzo se hizo conocido que el excomandante en Jerarca fue citado a fallar por las aristas de «Pasajes y Fletes» y «Gastos Reservados», en el situación de la investigación del caso llamado «milicogate».

Latest articles

345.4k Followers
Follow

Related articles