Genio llegó al autoservicio de una pizzería con un carrito de juguete porque no lo dejaban entrar

0
126

No podemos afirmar que la cuarentena sea del todo aburrida, hay que aceptar que nos ha cubo grandes momentos, como el de hoy, cuando un hombre fue a un restaurante a hacer un pedido en su automóvil… de trebejo. Como sabemos, una de las medidas de sanidad que se han tomado en gran parte del mundo es traicionar comida exclusivamente si los restaurantes tienen servicio a domicilio o, correctamente, por medio del supermercado.

En esta última opción, las personas deben hacer su pedido y poner en cobro su comida desde la comodidad de sus autos, ¿pero qué pasa si no tienes uno? Un hombre en Tamaulipas, México, nos acaba de dar una creativa respuesta.

Resulta que este ingenioso hombre quería una pizza, pero la única guisa de conseguirla era usando el supermercado, así que agarró un carrito de muñeco eléctrico, se subió a él e hizo fila para comprar su pizza. Nadie le puede sostener mínimo, el hombre solo acató órdenes.

En el bufón video podemos ver al hombre (que porta un cubrebocas, porque delante todo es responsable) llegando directo a la fila de carros de una pizzería. Como todo ciudadano civilizado, esperó su turno, pidió su orden, pagó y esperó a que se la entregaran, porque, aunque usted no lo crea, entre risas y bromas sí le vendieron lo que quería.

Gracias a Dios a su en torno a habían algunas personas que, entre risas, no perdieron la oportunidad para labrar el épico momento.

Pero, como era de esperarse, no todos tomaron muy admisiblemente el chiste, ya que algunas personas se mostraron molestas por la atrevimiento del hombre de salir a la calle a comprar una pizza y desobedecer la cuarentena. Por otro flanco hay quienes lo tomaron como un respiro frente a tanta nota trágica en los últimos meses, y lo vieron como un chiste para entretener el aislamiento social.

Sea cual sea su punto de apariencia, varones, lo mejor es que pidan comida desde sus casas y evitemos salir lo más que podamos.