Genio se roba un auto y no logra encenderlo; le llama a la dueña para pedirle ayuda

0
173

En este mundo hay gentío astuta… y otras que ni siquiera para hacer fechorías son buenas. Respecto a lo segundo, un hombre fue arrestado en Minnesota, Estados Unidos, a posteriori de que robó un automóvil estacionado a las alrededores de un Walmart. El muy ingenuo llamó al propietario dos horas a posteriori para que le ayudara a echar a hallarse el transporte.

Para comenzar no fue error total del estafador, pues según los informes de la policía, la propietario declaró que quería calentar un poco el motor de su coche, por lo que lo encendió de guisa remota mientras salía del supermercado.

Edward Leroy Wilson, de 37 abriles, ingresó a las 8:35 p.m en el coche y decidió salir huyendo del división.

Ladrón de auto

La policía dice que Wilson había conducido el transporte a más de una hora de distancia de ahí, pero tuvo problemas cuando apagó el coche y quiso retornar a encenderlo.

Menos de dos horas a posteriori, a las 10:30, a posteriori de que las imágenes proporcionadas por las cámaras de vigilancia mostraran que el automóvil salía del estacionamiento y que facilitaran dar con la identidad del bandido, la dueña recibió una convocatoria de una mujer, como si se tratara de una secretaria de un taller, quien le dijo que una persona necesitaba hacerle preguntas sobre su transporte.

carro

Wilson entonces tomó la señal y actuó como si no supiera lo que había pasado. Le dijo a la dueña que se llamaba Wayne Hennen y que trabajaba para un taller de reparación de vidrios, y que cómo sabía que ella tenía un automóvil igual, quería retener si le podría indicar cómo encender el coche que él supuestamente estaba arreglando.

Auto

Durante la convocatoria telefónica, la policía recibió un aviso de una persona que se mostraba sospechosa, por lo que presintieron que se trataba de la misma persona, acudieron al zona y efectivamente dieron con el pillo.

Auto

A posteriori de ser arrestado, Wilson admitió acaecer robado el transporte y dijo que: “sabía que no era una buena idea subirse al vehículo”.

Claro que estuvo mal tener tomado poco que no era suyo, pero peor aún fue ocurrir llamado al propio dueño para que le echara una mano.