Global Network Initiative cuestiona la “ambigüedad legal” y la “incoherencia regulatoria” del proyecto para regular las plataformas digitales

0
43

A través de una carta dirigida a la Comisión de Desafíos del Futuro, Ciencia, Tecnología e Innovación del Senado, la Mundial Network Initiative (GNI) formuló su preocupación por el nuevo plan para regular las plataformas digitales en Pimiento que se tramita en la Cámara Entrada.

La General Network Initiative (GNI) es una estructura no ministerial cuyo objetivo es advertir la censura en Internet por parte de gobiernos autoritarios, y proteger los derechos individuales de la privacidad en Internet.

La inquietud de GNI se suma a la de otras organizaciones, como ISOC Pimiento, o el Capítulo Pimiento de la Internet Society (ISOC, por sus siglas en inglés), que han manifestado su preocupación por la discusión del esquema señalando que  genera incentivos «para que sea el sagaz el que cuide la carnicería y, que para hacerlo, recoja más (y no menos datos), utilizando un longevo número de herramientas automatizadas para controlar el comportamiento de sus usuarios: la mentada IA».

Si aceptablemente en su afirmación la Completo Network Initiative dice apreciar las “legítimas preocupaciones” de la comisión sobre los daños relacionados con el contenido en semirrecta generado por usuarios de Internet, deja en claro que “nos preocupan los nuevos riesgos de responsabilidad para las plataformas digitales por el contenido generado por sus usuarios y las obligaciones generales y vagamente estipuladas para la moderación de contenido, con serias sanciones penales por su incumplimiento”.

“Estas presiones en una amplia gama de plataformas digitales pueden distorsionar el ambiente de información en línea y poner en riesgo los derechos a la libertad de expresión y privacidad en Chile”, señala en su afirmación.

El texto cataloga el trámite como “apresurado” y analiza varios de los artículos del plan poniendo el foco en la “ambigüedad legal”, “inseguridad jurídica” y la “incoherencia regulatoria” de algunos de sus planteamientos, lo que en definitiva configura un situación constitucional “vago y poco realista de implementar para plataformas de todos los tamaños”.

Es más, advierte que “diversas disposiciones podrían permitir a las autoridades u otras figuras poderosas influir en la variedad de contenido permitido en las plataformas digitales”.

Por ello, piden que “la Comisión reconsidere la propuesta tal como está redactada y permita una consulta amplia con expertos chilenos e internacionales y con cuerpos relevantes del Senado”.

  • Vea la información completa acá