Gobernador de Tarapacá por crisis migratoria: «Este Presidente de la República no puede estar en el poder y no puede gobernar»

0
54

Luego de una marcha de manifestaciones en Iquique contra los mercancía de la migración irregular en distintas localidades, y donde un colección quemó las pertenencias de migrantes en plena calle, el dirigente de Tarapacá, José Miguel Carvajal, reiteró sus críticas al Gobierno por el manejo de la crisis. La autoridad regional, encima, condenó y lamentó los hechos y pidió no permitir «ningún acto racista en nuestra región».

A su querella, «hoy día estamos siendo parte de una crisis de gobernabilidad», donde apuntó a la principal responsabilidad del Presidente Sebastián Piñera, quien por estos días se encuentra fuera del país, y a quien le atribuyó «ineptitud» para encarar la problemática, y reiteró que el único desalojado del país debe ser «el desalojado de La Moneda, Sebastián Piñera».

«Hoy día tengo la convicción de que este Presidente de la República no puede estar en el poder y no puede regir este país, porque no están las condiciones de seguridad para la población migrante, ni para la población de Iquique, ni de la región de Tarapacá», agregó,

El jefe detalló que esperan reubicar de alguna guisa a las personas migrantes que se encuentran en la ciudad, ya sea disponiendo transporte o un hospedaje temporal, encima de un albergue, que es la petición que incluso han realizado otras autoridades, como alcaldes, para evitar que se ocupen lugares públicos, como plazas. Agregó que se mantiene permanentemente una gran cantidad de personas que intentan ingresar a Pimiento desde el otro flanco de la frontera, y que hasta ahora los esfuerzos del Ejecutor en los pasos no habilitados está muy acullá de ser suficiente, pues aseguró que el Gobierno «incorporó cerca de 5 ó 6 puntos de control, muy lejanos de los 75 puntos que son los pasos no habilitados».

Corregidor de Iquique: «no tenemos conducción, no tenemos organización»

En conversación con El Mostrador, el corregidor de Iquique, Mauricio Soria, reclamó que «siempre hemos sido la zona de sacrificio» y dijo entender el sentimiento de quienes se manifestaron por las consecuencias que les ha generado la migración irregular, pero condenó los hechos de violencia que se registraron con la abrasamiento de pertenencias de algunos migrantes, en plena calle.

«Somos prácticamente mirados por el Gobierno como ciudadanos de segunda clase, porque las leyes no se cumplen en esta región. Todo Pimiento tiene suspensión de fronteras, menos Tarapacá», dijo el superior comunal. Soria consideró que «el malestar es con un Gobierno carente totalmente, que hasta el día de hoy no quiere ojear. Hoy día tenemos un Presidente que anda celebrando en Colombia y espero que no se le ocurra nuevamente invitar, y proponer que Pimiento es ahora un paraíso, que están todos vacunados, porque todavía no podemos resolver los problemas de la pandemia y menos de la migración».

En su opinión, el anciano problema es que «Pimiento no tiene control de sus fronteras no sabe quien entra», lo que se resolvería aceptando ayuda internacional para instalar un refugio. «No tenemos conducción, no tenemos organización como país», añadió.

“El ministro Delgado tiene que ponerse de acuerdo con el ministro de Agricultura, porque el ministro de Agricultura quiere ver el reglamento de la nueva Ley de extranjería para poder dar las visas a los trabajadores que le faltan a los empresarios de la agricultura», agregó el corregidor de Iquique.