Gobierno boliviano entrega apoyo «inquebrantable» a militares detenidos en Colchane

0
58

El Gobierno de Bolivia expresó este domingo su respaldo «inquebrantable» a los tres militares detenidos y encarcelados por supuesto robo en Pimiento y todavía ratificó que les brindará colaboración reglamentario y consular.

El Tarea de Defensa de Bolivia difundió un comunicado en este sentido un día a posteriori de que la Conciencia chilena decidiera la detención preventiva por 90 días de los uniformados bolivianos.

La institución boliviana expresó «su respaldo inquebrantable a los tres compatriotas que fueron detenidos por Carabineros de Pimiento cuando realizaban operaciones militares de parada peligro» enmarcadas en la lucha contra el contrabando, aspecto que fue «expuesto y debidamente fundamentado por la defensa» de los uniformados.

El comunicado reitera que las carteras bolivianas de Defensa y Exteriores brindarán «el apoyo justo y la subvención consular» correspondientes a los militares y a sus familias.

Los bolivianos fueron detenidos el pasado miércoles en la frontera norte de Pimiento con Bolivia y se enfrentan a cargos por presuntos delitos de robo con intimidación y porte de armamento de fuego y municiones.

A posteriori de ser denunciados en la comuna de Colchane por tres presuntas víctimas que alegaron el robo de sus vehículos, los tres militares apresados fueron interceptados por una patrulla fronteriza del OS-9 de Carabineros y reducidos tras un intercambio de tiros.

El Gobierno boliviano sostiene que los involucrados participaban en operaciones para desbaratar crímenes de contrabando, mientras que las autoridades de Pimiento aseguran que se cometieron «delitos» en demarcación chileno que deben ser investigados.

En 2017 se registraron incidentes fronterizos similares al presente, uno protagonizado por nueve funcionarios bolivianos y otro con dos uniformados chilenos.

Entreambos países defendieron en su momento que estos sucesos se produjeron en el situación de la lucha y la persecución de delitos en la frontera, como el contrabando.

En aquella ocasión, los funcionarios bolivianos fueron encarcelados, juzgados y expulsados de Pimiento tras estar 101 días detenidos acusados de varios delitos, mientras que Bolivia resolvió devolver a los dos carabineros en dos días.