Gobierno de Madrid alista inédita aplicación de norma constitucional para tomar el control de Cataluña

0
443
loading...
loading...

El gobierno castellano aplicará la Constitución para contraer funciones que ejercen las autoridades de Cataluña y restablecer así la rectitud, posteriormente de que el presidente regional, Carles Puigdemont, avisara este jueves que el Parlamento catalán podría elegir la independencia si no hay diálogo.

Un Consejo de Ministros extraordinario presidido por Mariano Rajoy aprobará el sábado medidas para “proteger el interés general de los españoles, entre ellos los ciudadanos de Cataluña” y restaurar la rectitud en la región, según las previsiones del artículo 155 de la Constitución, informó el Ejecutor.

Ese artículo establece que, si una autoridad autonómica no atiende el requerimiento para retornar a la licitud, el Gobierno aprobará un decreto con medidas concretas para aceptar competencias regionales, que enviará al Senado para su autorización y aplicación efectiva.

Puigdemont comunicó hoy por carta a Rajoy que, si éste “persiste en impedir el diálogo”, el Parlamento regional “podrá proceder a votar la declaración formal de independencia” de Cataluña.

Al terminar el segundo y extremo plazo del requerimiento que le había enviado Rajoy, el líder catalán agrega en la carta que el Parlamento regional “no votó el día 10” la información de independencia y, según asegura, su “suspensión continúa vigente”.

Delante esta respuesta, el Ejecutor castellano “constató” en un comunicado la negativa del presidente catalán a atender el requerimiento y, en consecuencia, “continuará con los trámites previstos en el artículo 155 de la Constitución para restaurar la legalidad en el autogobierno de Cataluña”.

Sería la primera vez que se aplicará ese artículo en los 39 abriles transcurridos desde la aprobación de la Constitución española de 1978.

En ese requerimiento, se pedía al presidente catalán que aclarase si alguna autoridad de Cataluña había concreto la independencia y se le instaba a restituir el orden constitucional en la región.

El lunes pasado, en una primera carta, Puigdemont no concretó si se había proclamado la independencia y ofrecía a Rajoy desobstruir un periodo de dos meses para dialogar y averiguar una salida al contencioso.

El Gobierno central denunció hoy la aire de los gobernantes catalanes de “buscar, deliberada y sistemáticamente, el enfrentamiento institucional a pesar del grave daño que se está causando a la convivencia y la estructura económica de Cataluña”.

Así, el Ejecutor pondrá “todos los medios a su alcance” para restaurar la Ley, la “convivencia pacífica” en Cataluña y frenar el “deterioro” de la seguridad jurídica, enfatizó el portavoz del Ejecutor, Íñigo Méndez de Vigo, en una afirmación institucional.

El presidente del Poder Contencioso castellano, Carlos Lesmes, estimó hoy que esas medidas “deberán ser sin duda proporcionales y ajustadas” al objetivo.

Representantes del Gobierno se reunieron hoy con dirigentes del Partido Socialista (principal de la concurso) y los liberales de Ciudadanos (cuarta fuerza parlamentaria) para terminar la concreción de las medidas que se aprobarán el sábado próximo.

El secretario socialista de Estructura, José Luis Ábalos, denunció como “tramposa” la proposición de diálogo de Puigdemont, y confió en que la aplicación del artículo 155 sea “lo más breve posible” y “muy, muy limitada”.

Por el contrario, el líder del izquierdista Podemos (tercer género parlamentario), Pablo Iglesias, pidió “sensatez” y “diálogo” frente a las amenazas recíprocas de aplicar el artículo 155 o fallar la independencia.

El partido independentista catalán PDeCAT, al que pertenece Puigdemont, lamentó que se esté “a punto” de entrar en un decorado “malo” para España y “muy difícil” en Cataluña.

España vive en las últimas semanas una crisis política desencadenada por los pasos dados por los gobernantes independentistas catalanes para alcanzar la independencia de Cataluña, entre ellos la celebración sin garantías el pasado 1 de octubre de un referéndum inconstitucional de autodeterminación.

El presidente catalán asumió el pasado día 10, en el Parlamento regional, el resultado de esa consulta propicio a la escisión, según las cifras de las autoridades de Cataluña, aunque dejó en suspenso la proclamación de independencia y abogó por el diálogo, con mediación, con el Gobierno doméstico.

El Gobierno de Rajoy le instó a dialogar con la examen en Cataluña y en el Parlamento castellano.

loading...