Gobierno echó pie atrás en reapertura de Ventanas 1 y se comprometió con alternativas de desarrollo energético

0
49

El Coordinador Eléctrico Doméstico (CEN) puso sobre la mesa los estragos que estaría causando la megasequía en Pimiento. Argumentó problemas para sostener la producción de energía en el país y su plan era reabrir una termoeléctrica —cerrada hace solo un par de meses— el 23 de agosto, por un periodo original de tres meses, pero sin descartar su extensión.

Los reclamos llovieron sobre La Moneda y finalmente hubo luz roja para la reapertura de la Central Termoeléctrica Ventanas 1, en la región de Valparaíso, tras una semana de manifestaciones y reuniones entre autoridades locales y el Gobierno, en Puchuncaví.

«Ventanas 1 no se va a rajar», sentenció ayer el corregidor Marcos Morales tras un conversación con el subsecretario de Energía, Francisco López Díaz, la seremi de Valparaíso de la misma cartera, Fernanda Pinochet, y el presidente del Coordinador Eléctrico Doméstico (CEN), Juan Carlos Olmedo, con motivo precisamente de la reapertura de Ventanas 1.

¿Y si se agrava la crisis energética? Frente a esto la seremi de Energía adelantó que «hemos considerado otras alternativas para evitar que vuelva a funcionar Ventanas 1», por ejemplo, señaló, buscarán avanzar en «potenciar las centrales a gas y petróleo, contiguo con poner en operación la entrada de más de 900 megawatts de energías renovables».

Ahora sí, chao termoeléctricas, Ventanas 1 no reabrirá, y en caso de existir una crisis energética longevo, será la última opción a la que el Gobierno recurrirá. En ese sentido el corregidor Morales manifestó su molestia y dijo a La Hado de Valparaíso que «la planta no se desmantelará, y seguirá siendo opción a futuro para la reapertura».

Agregó que «como comunidad no queremos nunca más la planta de Ventanas 1, y siquiera que se mantenga inoperativa durante cinco abriles, generando fortuna para los dueños». Según el munícipe, este monto ascenderá a US$5 mil millones durante el periodo en que esté cerrada.