"Graham", el hombre diseñado para sobrevivir a un accidente de tránsito

0
1732
loading...

Casi nada veas su imagen puede que te asustes. No se trata de un ser actual ni del personaje de alguna película. Su nombre es “Graham” y es la representación del humano que -según la ciencia- sería capaz de sobrevivir a un violento percance de automóvil.

Dotado de una cabecera gigantesca, sin cuello y protección torácica, este particular ser llamado “Graham” es una creación de la estructura australiana Transport Accident Commission (TAC), como parte de una campaña para atraer atención con destino a los peligros de la conducción descuidada.

“Graham” tomó forma física gracias a la escultora Patricia Piccinini, quien colaboró con el estado de  Triunfo para la campaña.

Graham tiene una cabeza gigante y nada de cuello.

La morfología de Graham surgió de los estudios de toda una red de investigadores y expertos en accidentes viales, y asimismo de especialistas médicos, publica ABC.es.

Su cuerpo, “diseñado” para resistir cualquier trauma posible en un contratiempo carretero, está hecho de de silicona, fibra de vidrio, resina y flequillo humano

 “Escuché e interioricé su ciencia y luego me acerqué a él desde una perspectiva creativa y emocional”, dijo la escultora.

El extraño aspecto de Graham se relaciona con la vulnerabilidad del cuerpo humano en un desnivel de tránsito.

El cráneo de Graham ha sido diseñado para absorber golpes tal como un casco. Su estructura tiene  zonas de deformación incorporadas para detener la fuerza del impacto y que ésta no llegue a dañar su cerebro.

La error de cuello se explica porque es la zona donde se producen fracturas cervicales. El diseño de Graham resuelve este problema al no tener cuello en invariable. Algunas costillas se han extendido alrededor de en lo alto fortaleciendo su cuello como haría un maquinaria protésico para proteger la cabecera de un movimiento repentino.

Graham tiene, adicionalmente, una cara conveniente plana. Su trompa es pequeña y sus oídos están protegidos por la estructura más sobresaliente de su cráneo y el cuello. El tejido churretoso en el rostro, por ejemplo rodeando del radio de los pómulos, ayuda a absorber la energía del impacto.

Y los pliegues en la zona de las costillas funcionan como armadura que proteje la caja torácica y los órganos vitales.

Las lesiones en las piernas, pies y tobillos pueden causar debilidad a holgado plazo porque somos dependientes de ellos para movernos todos los días. La espinilla (canilla) es la parte menos protegida del cuerpo con sólo una fina capa de la piel que cubre al hueso.

Graham tiene una defensa integrada que puede evitar lesiones. Las piernas fuertes y talones alargados le permitirían saltar fuera del camino rápidamente (como un “resorte”) si fuera un peatón a punto de ser arrollado.

Como conductor o pasajero de un transporte, sus extremidades inferiores le dan flexibilidad para ceñir la fuerza de impacto sobre la tibia en un siniestro.

Las costillas de Graham están protegidas por pliegues que blindan su caja torácica.

“Los coches han evolucionado mucho más rápido que los humanos y Graham nos ayuda a entender por qué tenemos que mejorar todos los aspectos de nuestro sistema de carreteras para protegernos de nuestros propios errores”, explicó Joe Calafiore, director común del TAC.

Calafiore agregó que la muchedumbre puede sobrevivir cuando choca contra un pared o una muro, pero cuando hablamos de colisiones de vehículos, la velocidad es mucho más rápida, las fuerzas proyectadas son mayores y las posibilidades de supervivencia mucho más bajas.

Graham se convierte así en una útil gráfica y educativa para que las personas entiendan los peligros y medidas de precaución que deben tomar al momento de ponerse al volante en carreteras. 

Como no tenemos el cuerpo de Graham, no tenemos ninguna posibilidad (ni capacidad) de sobrevivir como él.

Fuente:T13.cl

loading...