Greenpeace y cierre anticipado de centrales de carbón: “Resulta ineficiente ante el problema de las zonas de sacrificio donde se emplazan”

0
38

Greenpeace se refirió al anuncio del Gobierno de cerrar adelantadamente otras cuatro centrales energéticas a carbón. “El anuncio, aunque implica el obturación de centrales, resulta insuficiente delante el problema de las zonas de sacrificio donde se emplazan”, afirman.

“En particular, no aclara un compromiso con fuentes limpias de generación en un plan claro, lo que en la práctica implica apoyarse en la generación a gas, cuestión que está aún por verse. Pero desde una perspectiva de derechos este acuerdo no repara el daño que provocó la quema de este combustible fósil en comunidades altamente afectadas, en el caso de Quintero y Puchuncaví, se anuncia el cierre de dos plantas cuyo funcionamiento está en revisión por la justicia, por vulnerar derechos”, dice Matías Asún, director de la estructura.

En esa radio, recuerdan que la Corte de Apelaciones “ya emitió un juicio que de confirmarse en la Corte Suprema, supone el cierre inmediato de las operaciones a carbón en la zona, por la vulneración de no controlar varamientos por décadas. El aviso además olvida zonas como Tocopilla, Mejillones o Huasco con plantas aún sin fecha de cierre mientras en el Congreso se debate un proyecto de ley para eliminar las centrales a carbón al año 2025. Tampoco hemos visto, que en la política de descarbonización que lleva el gobierno a puertas cerradas con las generadoras, existan compromisos claros de remediación y recuperación para zonas que han sufrido por años las consecuencias de la contaminación y degradación ambiental”.

“El cierre teórico en cuatro años más de cuatro plantas, por tanto, no resuelve estos problemas de forma suficiente y justa. Una genuina celebración ocurrirá cuando ese cierre real, efectivo, vaya de la mano de planes que honren la justicia y remediación ambiental para esas comunidades y territorios”, cierran.