Guerrilla FARC de Colombia inicia conferencia para refrendar la paz

0
715
loading...
loading...

AFP

La facción FARC inicia este sábado en un remoto parte del sureste de Colombia su décima conferencia doméstico con miras a refrendar un histórico acuerdo de paz y convertirse en un movimiento político legítimo tras 52 abriles de conflicto armado.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas) debatirán hasta el próximo viernes en su tradicional bastión del Caguán el pacto aprehendido con el gobierno de Juan Manuel Santos tras casi cuatro abriles de negociaciones en Cuba. 

A las 07:00 locales (12:00 GMT), en un enorme tablas y frente a unos 200 periodistas nacionales e internacionales, el mayor líder de las FARC, Timoleón Jiménez, ‘Timochenko’, instalará la conferencia, que por primera vez se realiza con aval de las autoridades y es abierta a la prensa.

La verde zona de los Llanos del Yarí, donde antaño operaba el histórico líder y fundador de las FARC, Manuel Marulanda, ‘Tirofijo’, fallecido en 2008 de aparentes causas naturales, fue elegida por ser de influencia de las FARC desde hace más de 40 abriles, según informó la oficina de prensa de la conferencia.

Centenares de guerrilleros llegados de toda Colombia, entre ellos los 29 miembros del Estado Viejo de las FARC y unos 200 delegados de las distintas estructuras rebeldes, deberán pronunciarse sobre el fin de un conflicto que ha involucrado a guerrillas, paramilitares y agentes del Estado durante más de medio siglo, con saldo de unos 260.000 muertos, 45.000 desaparecidos y 6,9 millones de desplazados.

Adicionalmente, unos 24 rebeldes presos tendrán un permiso específico del gobierno para asistir a la cita, tras la cual deberán retornar a las distintas cárceles del país donde están recluidos.

“Es el evento más importante en nuestra historia”, dijo a periodistas horas antaño de la inauguración el comandante Carlos Antonio Losada, uno de los jefes de la facción nacida en 1964 de una sublevación campesina, y que según estimaciones oficiales cuenta con unos 7.000 combatientes.

De la pleito a la paz 

“Primero éramos una organización militar y ahora vamos a dar el paso a una organización política”, afirmó a la AFP Vanesa Hurtado, una guerrillera de 26 abriles que ingresó hace 12 a la estructura.

Mientras pelaba papas para el desayuno del sábado anejo a su compañero Alexander, de 21 abriles, quien como ella ingresó cuando era beocio de etapa, Vanesa rememoró “emocionada” cuando días antes conoció al “camarada Timo”.

Esta mozo, que integra un frente de unos 400 rebeldes y quiere “estudiar idiomas” cuando vuelva a la vida civil aunque piensa “seguir militando en las FARC como partido”, dijo estar “muy orgullosa” del líder combatiente.

“Hay gente aquí que no ha visto nunca a Timochenko”, explicó a la AFP Kyle Johnson, del International Crisis Group, una ONG de seguimiento del conflicto colombiano. 

El diestro destacó la relevancia para las FARC de la cita, donde no sólo no estará Marulanda, sino siquiera otros comandantes históricos, como su sucesor Alfonso Cano, muerto en una operación del Ejército en 2010, o Raúl Reyes, decaído en 2008.

“Es la primera vez en 25 años que líderes y guerrilleros van a estar juntos. La última vez que se vieron a la cara fue en la octava Conferencia en 1993 porque la novena, en 2007, fue (vía) digital” por el asedio de las fuerzas militares, apuntó.

Un termómetro

Académicos y políticos están convencidos de que la conferencia aprobará el acuerdo de paz, que será firmado por Timochenko y el presidente Santos en una pomposa ceremonia el 26 de septiembre en Cartagena.

El pacto de 297 páginas estipula, adicionalmente de pautas para el avance campestre, opción al problema de las drogas ilícitas y décimo política, el desarme de los guerrilleros y su reinserción social, así como el sistema específico de razón al que podrán acogerse y su compromiso de reparar a las víctimas.

“No dudamos de que el conjunto de delegados va a aprobar los acuerdos alcanzados el 24 de agosto en La Habana”, dijo Losada.

Pero para expertos como William Rozo Álvarez, del Centro de Investigación de Educación Popular (Cinep), más allá de la ratificación, la conferencia será un termómetro del poder de la dirigencia.

“Es importante ver quiénes estarán y quiénes no para ver el grado de mando de las FARC y de apoyo al acuerdo”, dijo a la AFP.

Para entrar en vigencia, el pacto aún debe ser apto por los colombianos en un plebiscito convocado para el 2 de octubre.

Aunque el “Sí” viene recogiendo un apoyo mayoritario, el postrer tienta divulgado el viernes reveló una caída de 9,5 puntos porcentuales con respecto a la semana precedente, con 55,3% adhesiones frente a las 38,3% del “No”.

Fuente:T13.cl

loading...